Cultiva tu huerto urbano

El huerto después del coronavirus

,
1

Hola a todos, ¿qué tal la nueva normalidad? La COVID-19 y este extraño confinamiento ha afectado nuestras vidas, nuestros hábitos, y el macetohuerto no ha sido una excepción. 
Me apetece compartir una serie de reflexiones, así, en plan catárquico. Me encantará conocer las vuestras si me las dejáis en los comentarios.

Pienso en los que han ido a trabajar a diario durante el confinamiento, cuando la curva crecía y crecía. Imagino a los aprensivos como yo, llevándose su comida al trabajo en un portabocadillos con su mantelito, usando el gel hidroalcohólico a todas horas y mirando de reojo a los que no llevan mascarilla (o la llevan mal). ¿Mejorarán los hábitos higiénicos y de prevención? ¿Aumentará la inversión en salud pública? ¿A dónde irán a parar todas esas mascarillas no reutilizables? ¿Os han sorprendido las imágenes que se han visto estos días, de la naturaleza retomando su lugar? ¿El descenso de emisiones de CO2?

La prohibición de no poder ir al huerto por el Coronavirus

En la vida había cosechado unas remolachas como estas, grandes como pelotas de tenis, duras como piedras. Los gusanos del vermicompostador están dando cuenta de ellas.

Como a muchos de vosotros, el confinamiento me pilló lejos del huerto. Bueno, lejos físicamente no, porque está a manzana y media de distancia. Pero la prohibición de no poder desplazarte a él nos ha robado casi toda la primavera. Las cosechas, los trasplantes, ese “ponerlo al día” que hacemos muchos aprovechando las vacaciones de Semana Santa… nada de eso ha sido posible.

Y me diréis: “Pero Ester, la salud de todos era lo primero”, y os doy la razón. Pero es que podía ir a un super lleno de gente a comprar una lechuga y no a manzana y media para cosecharla. En fin…

Los cultivos de este año

El estado de alarma me pilló justo en ese momento del año en que todo empieza a arrancar: los semilleros, la temporada de talleres, el pico de trabajo. Afortunadamente, he podido seguir trabajando online, pero los talleres se anularon todos, y con ellos, parte de mis ingresos. Ahí estaba mi caja de semillas por sembrar, incluso la bolsa de sustrato de semilleros, pero las ganas, los ánimos y la ilusión se esfumaron.

Hablaba con amigos y conocidos del sector de la jardinería: ERTEs, pedidos anulados, plantas que se tenían que tirar porque nadie iba a comprarlas. Qué pena. Y por ello decidí que cuando se pudiera ir a un centro de jardinería a comprar, iría a gastar allí mi dinero.

Resulta que más tarde me enteré que muchos centros de jardinería estaban realizando servicios a domicilio, y que las cooperativas agrarias seguían abiertas porque venden comida para animales. Pero durante este tiempo pensé que el confinamiento y empezar tarde el huerto me permitiría planificar mejor algunos cultivos, y sobre todo, experimentar qué les ocurre a las plantas cuando las trasplantamos tarde. ¿Os ha ocurrido lo mismo?

Finalmente me hice con unas pocas plantas y me animé a sembrar algunas semillas casi dos meses más tarde de lo que es habitual. Os puedo adelantar algunas impresiones de lo que ha sido empezar tarde este año:

  • Pimientos y tomates se desarrollan de un modo bastante similar cuando las trasplantamos a finales de primavera. El suelo está más caliente y los pimientos lo notan.
  • Ya no se puede trasplantar por la mañana temprano, hace demasiada calor para las plantas y algunas no sobreviven. Es mejor hacerlo al atardecer o esperar a que la previsión indique lluvias o un día nublado.
  • Las cucurbitáceas en general, germinan en dos o tres días y se puede hacer siembra directa sin problemas. Y aunque aún es pronto, os diría que me tengo la sensación de que se desarrollan mejor si no tienen que soportar un trasplante.
  • No se puede ir a comprar plantel para un macetohuerto sin tener una lista de las macetas libres disponibles. Y menos si vas a Fitoralia como hice yo y tienes debilidad por los chiles.

Barnizar las mesas de cultivo y jardineras de madera

Tengo que hacer fotos y algún video para enseñaros cómo tengo el macetohuerto en estos momentos. En la terraza está casi igual, con mis macetas cuadradas de siempre pero el patio ha sufrido algunos cambios como podéis ver en estas fotos del año pasado de mi Instragram.

Me encantan las jardineras de madera, pero este año ya tengo que barnizarlas. Siempre he utilizado lasur, un tipo de barniz mate que las protege sin darles brillo. Pero tanto las jardineras como las mesas de cultivo que tengo en estos momentos son de Hortalia y preferí preguntarles qué me aconsejaban. Me indicaron que mejor utilizar aceite de linaza, así que tengo que ir a por él. ¿Algún consejo o experiencia sobre su uso que podáis compartir?

Tengo entendido que se deben utilizar tantas capas como sea necesario para saturar la madera, por lo que imagino que en mi caso serán hasta tres. Ya os contaré qué tal la experiencia.

Las redes sociales en el huerto durante el coronavirus

huerto-coronavirus
El directo de @en20metros me pilló atando tomateras. Estuvo bien parar un ratito y sentarme a descubrir su huerto.

Las redes sociales y las videollamadas han sido lo mejor del confinamiento. ¿Os imagináis pasar por esto hace tan solo 25 años? Hubiera sido mucho más difícil para todos, estoy segura. Me ha encantado descubrir un montón de cuentas nuevas, y seguir los Stories de estos cracks de Instagram que se pasan el día posteando.

También aparecieron un montón de tutoriales sobre cómo hacer un huerto durante el confinamiento por coronavirus. Algunos estaban bien, otros mal y luego estaban las tomaduras de pelo. Sin duda, muchos se habrán animado a empezar un huerto este año, y espero que si se pasan por esta página encuentren lo que necesitan.

¡Hasta pronto!

Cuidados del césped en Primavera

,
0

Con la llegada de la primavera debemos retomar los cuidados del césped para que luzca perfecto a partir de ahora.
Hoy voy a explicaros cómo iniciar la pauta de abonado, cómo recuperar un césped estresado por el frío del invierno y estrenaremos un cortacésped ideal para espacios pequeños como el de la entrada de casa.

El abono del césped en primavera

Es muy recomendable empezar a abonar el césped con la llegada de la primavera. Después del invierno, algunos amarillean, otros necesitan un buen escarificado e incluso una resiembra en los espacios donde esté despoblado o hayan aparecido calvas.

En este caso, el césped que tienen sembrado es grama, muy utilizada en la costa mediterránea por su resistencia a las altas temperaturas y a la salinidad. La grama tiende a amarillear con las bajas temperaturas pero recupera su verde intenso con la llegada de la primavera.

Para ello, vamos a ayudarle añadiendo un abono granulado de acción inmediata. Por su formulación, que es muy rica en nitrógeno, favorece un rápido crecimiento de la parte vegetativa del césped, mientras que el fósforo y el potasio ayudan al crecimiento radicular. 

abono-cesped-flower

Es conveniente utilizar un abono de este tipo justo en este momento del año, y podemos utilizarlo tanto para revitalizar un césped que ya está implantado como es el caso, pero que ha pasado el invierno y no está en su mejor momento, como después de una siembra o una resiembra.

Además de NPK, contiene hierro que favorece que el césped crezca más verde y podemos utilizarlo durante toda la primavera.

Un revitalizante para zonas dañadas

El Revital Plus Césped de Flower sirve para recuperar céspedes poco poblados, adormecidos, pero está más indicado para zonas dañadas.

¿Y qué son zonas dañadas? Pues pueden ser calvas, zonas donde hay más pisoteo y el césped está más pobre, o donde existe más riesgo de enfermedades u hongos. Más que un abono lo podríamos considerar un revitalizante, ya que potencia las defensas del césped y lo fortalece ante enfermedades provocadas por hongos.

¿Los podemos combinar? Si. Aquí por ejemplo he utilizado el abono granulado de manera más general, para todo el césped, y el líquido para tratar las zonas de paso y las que quedan a la sombra durante el invierno.

Un cortacésped pequeño, para espacios pequeños

cuidados-cesped-primavera

Este cortacésped de Gardena, es un modelo nuevo que resulta ideal para zonas de césped de hasta 50m2. En este caso, la zona de césped se encuentra en la entrada trasera de una vivienda, y como podéis observar en el video, es realmente pequeño.

El montaje es nulo (sólo hay que enroscar el mango), pesa poquísimo y se maniobra fácilmente, con una o dos manos.
La cuchilla tiene 22 cm de diámetro y corta la hierba muy fina, dejándola sobre la tierra como mulching. Puedes seleccionar 3 alturas de corte que se accionan mediante una palanca.

Funciona con una batería de litio de 18 voltios que puedes utilizar en otras herramientas de la misma línea. Gardena dispone de dos líneas de producto que funcionan así: la de jardines pequeños (que utilizan la batería de 18V) y otra para jardines más grandes (que funciona con baterías de 40V). Esta en concreto, y con toda la carga funciona durante 20 minutos, más que suficiente para un espacio pequeño como este.

Los cuidados del césped en primavera, incluyen la siega. Recordad que en este momento del año basta con hacerlo una vez a la semana, y que no debemos dejarlo muy bajo para favorecer el crecimiento de las raíces de las plantas.

Y acabo ya, agradeciendo a Mi Hogar Mejor los materiales necesarios para realizar este tutorial:

Agradeceré cualquier comentario que queráis hacer al respecto: trucos, consejos y experiencias nos permitirá a todos seguir aprendiendo. ¡Saludos!

Cómo instalar un kit de nebulización y preparar las plantas para la primavera

,
0

Ya está aquí la primavera, y con ella, mucho más tiempo libre para disfrutar de nuestras terrazas y patios. Hoy os presento dos proyectos: la instalación de un sistema de nebulización y la renovación de una maceta de fresas. Además, abonaremos nuestras plantas para que no les falte ningún nutriente a partir de ahora.

Qué es un sistema de nebulización

Un sistema de nebulización es una instalación que consta de una serie de tuberías y toberas que se conecta a una toma de agua. Al ponerlo en marcha, el agua se rompe en pequeñas gotas que forman una neblina fina que refresca el ambiente. 

Si además le añadimos un programador, podremos decidir la duración y carencia con la que se accionará el sistema. Seguro que lo habéis podido disfrutar en la terraza de algún bar o restaurante, ¿verdad? En este caso, vamos a instalar uno similar de baja presión, que no necesita de ningún tipo de bomba y que por tanto, resulta mucho más económico.

Cómo instalar un sistema de nebulización

kit-nebulización-drip&fresh

El kit que he utilizado incluye un programador y todos estos materiales:

  • Un adaptador para conectar la instalación directamente a un grifo de jardín.
  • 10 metros de tubo así como sujeciones para fijarlo a la pared.
  • Los conductos por los que saldrá el agua y que instalaremos cada pocos metros. En ellos se enroscan las toberas. Estos conductos tienen unos dientes metálicos que agarran bien el tubo para evitar fugas.
  • Las toberas de latón que son las que forman las gotitas, creando la pulverización.
  • Dos codos para sortear esquinas sin doblar el tubo.
  • Un tapón para el final de la instalación.
  • Hoja de instrucciones

Tal y como podéis ver en el video, la estructura del toldo que cubre la terraza de mis amigos es de aluminio y no querían perforarla. Por ello utilizamos cable de acero galvanizado que sujetamos en unos pocos puntos y que nos sirvió para hacer la instalación. El tubo del sistema de nebulización no es muy grueso, por lo que lo sujetaremos sin problemas al cable con unas bridas.

El programador funciona a pilas, y se conecta al grifo de jardín gracias al adaptador que incluye el kit. Si disponéis de un divisor de grifo podréis seguir utilizando una manguera, un programador de riego por goteo o lo que sea. En casa lo tengo en todos los grifos exteriores y la verdad es que vale la pena poder seguir utilizándolo ni que sea para llenar un cubo de agua.

  • Empezaremos a desenrollar el tubo, sujetándolo a la pared o en nuestro caso al cable de acero. Es muy importante que quede lo más recto posible y sobre todo, paralelo al suelo. No dudéis en utilizar una cinta métrica para comprobarlo, evitando que quede más alto o bajo al principio o al final: el sistema podría no funcionar con la fluidez necesaria.
  • También es recomendable evitar que se doble, y por ello el kit incluye dos codos que nos permitirán sortear esquinas. El agua debe circular libremente en su interior.
  • Realizad todos los cortes necesarios en el tubo con ayuda de un cúter, y a ser posible sobre una superficie plana. Nos aseguramos así de que queden lo más rectos posibles para poder conectarlos a las piezas en las que se instalan posteriormente las toberas difusoras.
  • Al final de la instalación, utilizaremos un tapón. Si se os queda corta, podéis adquirir otro kit para alargarlo hasta cubrir toda la zona a refrescar.
  • Las toberas de latón son las últimas piezas que añadiremos al montaje y las primeras que retiraremos.
  • Una vez completada toda la instalación, pondremos el sistema de nebulización en funcionamiento para que pase el agua y se limpie bien el interior del tubo. Es muy importante realizar este proceso antes de instalar las toberas de latón, que podrían obstruirse de haber suciedad en el interior.
  • Cuando acabe la temporada de verano y sepamos que no volveremos a utilizar la nebulización, retiraremos las toberas para evitar que pasen el invierno en el exterior. Cuando las necesitemos de nuevo, realizaremos primero el proceso de limpieza de los tubos antes de instalarlas.
  • También es recomendable desinstalar el programador durante el invierno. Las bajas temperaturas pueden estropear los mecanismos internos, tanto de este como de cualquier otro programador.

Cómo renovar las plantas de fresa

renovar-fresas

Mis amigos plantaron 6 matas de fresa hace un par de años. Tuvieron una buena cosecha pero el año pasado ya me comentaron que la producción había sido mínima. Cuando me enseñaron el macetón entendí porqué: allí se habían formado un montón de estolones que habían enraizado, otros que colgaban… en fin, un auténtico caos. La mejor solución era renovar las plantas, ya que siempre crecen con más fuerza y producen muchas más fresas.

Empecé arrancando todas las plantas, desechando aquellas con el tronco más duro, y que suelen ser las plantas más viejas. De todos los estolones, me quedé con los que habían enraizado en la maceta porque estaban mejor desarrollados. Les corté casi todas las hojas, dejando únicamente las centrales y ⅔ partes de las raíces. Esto estimula a la planta, que suele enraizar de nuevo sin problemas. 


Os dejo este video para que veáis mejor el proceso. Aunque ya tiene unos años, la información sigue vigente. Eso sí, no seáis tan brut@s como yo: podéis utilizar unas tijeras de jardinería para cortar tanto las hojas como las raíces.

A continuación vaciamos el macetón de tierra y añadimos sustrato nuevo. Con las manos rompimos algún terrón de tierra que se había formado en el saco, de pura compactación. Siempre es recomendable proceder así para que el sustrato quede suelto y esponjoso. Este en concreto, lleva perlita y me ha dado siempre muy buenos resultados tanto para plantas hortícolas como para plantas de exterior.

Una vez trasplantadas, regamos generosamente sin añadir abono: un sustrato nuevo tiene nutrientes suficientes para un par de meses, en función de la planta que estemos cultivando. Las hortícolas en general, consumen más que las plantas de flor, no lo olvidéis.

En cambio, sí es necesario empezar a abonar el resto de plantas que se mantienen en la misma maceta desde hace tiempo, y la primavera es el momento más apropiado para iniciar esta pauta. Cuando empiezan a subir las temperaturas, la mayoría de plantas despiertan del letargo invernal y necesitarán encontrar nutrientes en el suelo para formar nuevas hojas, ramas y flores.

El abono es el alimento de las plantas. Lo repetiré hasta la saciedad todas las veces que haga falta decirlo. Y más aún, cuando cultivamos en macetas, ya que se pierden gran cantidad de nutrientes por el agujero de drenaje.

Y acabo ya, agradeciendo a Mi Hogar Mejor los materiales necesarios para realizar este tutorial:

Agradeceré cualquier comentario que queráis hacer al respecto: trucos, consejos y experiencias nos permitirá a todos seguir aprendiendo. ¡Saludos!

Cómo arreglar las calvas del césped

,
0

Incluso el césped mejor cuidado puede presentar zonas despobladas y sin vegetación. Son las llamadas calvas del césped. En el artículo de hoy vamos a ver cómo solucionar este problema utilizando semillas de resiembra, herramientas de jardinería, sustrato universal y una manguera para regar.

Porqué aparecen calvas en el césped

Las calvas del césped pueden aparecer por distintos motivos:

  • Puede que al sembrar hayamos repartido mal las semillas, dejando algún espacio sin sembrar.
  • Revisa que el riego esté bien instalado y no queden zonas sin regar.
  • ¿Se trata de una zona de mucho paso? El césped puede haberse compactado y desgastado por el pisoteo contante.
  • Por la aparición de hierbas adventícias (malas hierbas), que han crecido y colonizado el espacio del césped.
  • Porque se ha formado un hormiguero.
  • Porque el terreno está desnivelado y se acumula agua en la zona (que puede provocar la aparición de hongos).
  • O incluso porque nuestra mascota haya hecho agujeros u orinado sobre el césped.

Cómo es el césped que aparece en el video

Os pongo en antedecentes de las particularidades del terreno en el que grabé el video: una casa en la zona del Maresme, con una tierra arenosa donde la variedad de césped que se suele sembrar es la Bermuda (Cynodon dactylon), también llamada grama.

Había algunas calvas alrededor de las piedras que sirven para cruzar el jardín (posible pisoteo) y otras en espacios con un ligero desnivel. En general, el césped estaba algo amarillento, algo que podría ser por un riego insuficiente o falta de nutrientes. Como véis, los motivos por los que pueden aparecer las calvas pueden ser diversos en un mismo espacio.

Cómo solucionar las calvas del césped paso a paso

1 – Para reparar cualquier espacio despoblado o en el que no crece nada, vamos a empezar eliminando las posibles malas hierbas que podamos encontrar. Para realizar esta tarea, sería conveniente que el suelo no esté seco, aunque tampoco acabado de regar. Lo ideal sería regarlo el día anterior o aprovechar que esté en tempero después de un día de lluvia.

2 – Una vez hayamos eliminado toda la vegetación, utilizaremos una azada de mano para dejar la tierra lo más suelta posible. Es importante descompactarla y dejarla bien mullida para las semillas que vamos a sembrar.

trabajar-tierra-cesped-compactada

3 – Algunas de las zonas que presentaban calvas estaban más hundidas que las demás. De hecho, muchas estaban al lado de las piedras que sirven para atravesar el jardín, por lo que estaban hundidas por un más que probable pisoteo. Por este motivo, a continuación añadí sustrato universal para que quedara al mismo nivel que el resto del césped.

4 – A continuación, viene la siembra. Utilicé semillas de resiembra de la variedad Ray-Grass, por una serie de ventajas:

  • De todas las variedades de cespitosas que se utilizan como césped, es la que germina más rápido. Al cabo de unos 6 o 7 días ya aparecen los primeros brotes y al cabo de unos 10, la calva ya no se ve tanto.
  • El Ray-Grass germina muy bien en cualquier tipo de suelo, lo que no quiere decir que no le vaya ir a bien un abonado previo. Tiene una gran resistencia al pisoteo, y es una variedad de césped suave al que le gusta estar a pleno sol. Si vuestro césped está despoblado en una zona que queda a la sombra, como por ejemplo debajo de un árbol, utilizad semillas de césped para zonas sombrías en lugar de este.

Un pequeño truco sobre la cantidad de semillas a utilizar

La cantidad recomendada de semillas a utilizar es de 35 gramos por metro cuadrado. Y os cuento un pequeño truco que os ayudará a saber qué cantidad necesitáis: coged un puñado de semillas y pesadlas en la báscula de la cocina. Así sabréis más o menos la cantidad que podéis coger en la mano. Otra opción es pesar 35 gramos y comprobar cuántos puñados de los vuestros son. Cada mano es distinta: en mi caso eran dos puñados grandes y uno pequeñito.

5 – Vamos a esparcir las semillas sobre el sustrato en dos pases cruzados. De este modo nos aseguramos de que toda la superfície despoblada va a quedar cubierta de semillas.

6 – A continuación repartiremos sustrato para cubrirlas y las presionaremos ligeramente con la palma de la mano, un rastrillo o una pala para que queden totalmente en contacto con la tierra.
La capa de sustrato debe ser muy ligera, de apenas medio centímetro. Ya habéis visto que las semillas son muy pequeñas y cubrirlas con más tierra puede dificultar la germinación.

7 – Solo nos queda hacer una cosa: regar. Para ello utilicé una manguera con una boquilla que me permitía seleccionar un tipo de lluvia muy fina, que vaya calando poco a poco pero no entierre más la semilla.

No tengáis prisa al regar, el suelo debe quedar muy húmedo para que la germinación se active. El riego debe ser diario y a poder ser, suave hasta que no veamos que aparecen los primeros brotes. Entonces, ya podríamos utilizar otra posición de la pistola de riego, como por ejemplo la de ducha o la de abanico.

8 – Cuando el césped empiece a establecerse, dejaremos que crezca hasta los 10 cms de altura aproximadamente. En ese momento, ya podremos pasar el cortacésped y tratarlo como al resto del césped del jardín.

Cuándo es el mejor momento para resembrar el césped

La mejor época para hacer una resiembra del césped o para reparar las calvas, son la primavera y el otoño. Realmente las semillas podrían germinar en verano, pero necesitan estar húmedas en sus primeros estadios, y eso es más difícil cuando hace tanto calor. Estas semillas van a necesitar riegos diarios hasta que empiecen a germinar, por lo que (independientemente de la programación que tengamos en el riego automático), utilizaremos una manguera para regar la zona recién sembrada.

Cómo realizar una resiembra de césped

Si utilizáis estas mismas semillas para resembrar una zona más amplia sería conveniente seguir estos pasos:

1 – Cortar el césped existente muy bajo y pasar el escarificador a continuación. De este modo, eliminaríamos el fieltro o tatch, aireando la tierra y eliminando esa capa de césped muerto que en ocasiones provoca que el agua de riego no se filtre bien en la tierra.

2 – Después del escarificado, retiraríamos todo el fieltro con un rastrillo o con la función de aspirador del cortacésped, abonaríamos y repartiríamos las semillas.

3 – Acabaríamos igual que aquí con las calvas, repartiendo algo de sustrato o recebo sobre las semillas y regando a continuación.

Un último consejo sobre el césped

Un último consejo: sería recomendable resembrar el césped siempre que veamos alguna zona que esté algo pobre o poco tupida. Un césped poblado tiene un sistema radicular más potente que dificulta la aparición de malas hierbas (además de ser mucho más bonito).

Acabo agradeciendo a Mi Hogar Mejor los materiales necesarios para realizar este artículo:

Y también a los padres de mi amigo Alejandro. ¡Que disfrutéis de vuestro césped recién resembrado!

Libros de horticultura – Sant Jordi 2019

,
4
libros-horticultura-2019

¿Calentando motores para uno de los días más bonitos del año? Sí, ya sé que muchos de vosotros no celebráis el día de Sant Jordi como lo hacemos aquí, pero ver rosas y libros por la calle en manos de personas de todas las edades es algo superior a mi. ¡Me encanta!


Así que como he hecho otros años (y también para que mi amigo Aitor no me ponga falta), ahí van mis recomendaciones: libros relacionados con el huerto que he recibido durante los últimos meses.
Espero que os guste y que os sirva de inspiración para elegir futuras lecturas.

El huerto en casa al estilo Montessori, de Cristina Tébar

huerto-montessori

No sé si en alguna ocasión os he contado que no tengo hijos. Puede que me hayáis visto en alguna foto en Instagram con mi sobrina Sara, pero tengo otra más, Ariadna (su madre me tiene prohibido subir fotos de ella) y dos niñas más en camino. ¡Qué ganas de verles la carita!

Estoy convencida de que por el hecho de no ser madre es posible que se me escapen muchas cosas. Como mujer, como tía y como persona.

Afortunadamente, creo que mis hermanas no tienen queja sobre mi, pero debo reconocer que el libro de Cristina me provocó una enorme curiosidad desde que vi la portada. Me pregunté si podría aprender algo que no supiera, y debo reconocer que si, así fué.

A lo largo de 196 páginas, aprendes todo lo que necesitas saber si eres padre y quieres empezar un huerto desde cero con tus hijos. A destacar especialmente las actividades que propone para realizar en familia y disfrutar aprendiendo.

El huerto en casa al estilo Montessori
Autora: Cristina Tébar
Plataforma Editorial, 2017
Precio: 19,50 € (comprar online)

Jardinería para dummies, de Silvia Burés

Supongo que nadie se sorprenderá si digo que soy una despistada. Por eso, el día que ví el libro de Silvia en una web, lo pedí a la editorial y le mandé un correo felicitándola por “la novedad”.
¡Qué chasco! Me contestó con un jajajaja, contándome que el libro hacía años que se había publicado, pero que ahora había salido en este formato. Tierra trágame.

Pues bien, pasada la vergüenza inicial, tengo que deciros que es un libro altamente recomendable. Ameno y super didáctico. Y sobretodo, explicado como a mi me gusta: de tú a tú y avanzándose sobre las dudas que se pueden generar. Me parece un regalo acertadísimo para aquella amiga que te dice que “siempre se le mueren las plantas pero no sabe porqué”. Regaládselo, en serio. Sus 320 páginas valen la pena.

Jardineria para dummies
Autora: Silvia Burés
Planeta de libros, 2013
Precio: 18,00€ (comprar online)
Disponible también en formato Kindle

La ciudad comestible, de Pilar Sampietro


Si algo me gusta del programa de Pilar, es su manera de contar historias. Creo que es muy consciente de que todos tenemos una, y que conociéndola, se entiende mejor cómo hemos llegado a un cierto punto en nuestras vidas. En esta ocasión, empieza explicándonos la suya en particular, y de cómo ver a su padre cuidando de un árbol recién plantado en la calle, le marcó personalmente.

La ciudad comestible es un digno sucesor de El jardín escondido. Un recorrido mes a mes por distintos espacios de la ciudad de Barcelona tan delicioso como su libro anterior. Con entrevistas a los responsables de cada uno de esos espacios, y recetas elaboradas con plantas.

Cuando lo acabas, te ocurre como con otros libros: necesitas ver con tus propios ojos esos espacios maravillosos en los que transcurre la acción. Solo que en esta ocasión, la acción es tranquila y pausada, al ritmo de la naturaleza.

La ciudad comestible
Autores: Pilar Sampietro, Ignacio Somovilla, Jabier Herreros y Jorge Bayo
Editorial Morsa, 2018
Precio: 15,00 € (comprar online)
También disponible en catalán: La ciutat comestible

Cultivando la vida, de Marc Casabosch

Siento debilidad por Marc. Me encanta como se explica y cómo es capaz de transmitir entusiasmo, alegría, conocimientos y curiosidad por lo que sea que haga. Le conocí por sus libros sobre setas y desde que publicó Un huerto para ser feliz, le sigo en las redes sociales. Me gusta lo que hace.
En esta ocasión, ha creado algo muy valiente: un libro sobre huerto en el que a la vez desnuda su alma. Os diría más: no creo que lo haya escrito pensando en hacer un tutorial sobre el huerto, sino que el huerto es el punto de partida para desarrollar temas mucho más transcendentales.

A lo largo de 250 páginas, desarrolla su visión sobre la vida, la sostenibilidad, el empoderamiento, el amor por lo que haces y porqué lo haces. Y creo que siempre viene bien que una lectura te haga reflexionar.
Este es mi favorito de todos los libros que encontraréis en este artículo. He aprendido más sobre el huerto y durante su lectura lo he depositado sobre mi regazo para viajar a ese lugar donde te conoces un poco más a ti mismo. Gràcies, Marc.

Cultivando la vida
Autor: Marc Casabosch
Now books, 2018
Precio: 22,90 € (comprar online)
Disponible también en catalán: Cultivant la vida

Minihuertos, de Marta Rosique y Raúl Piqueras

Sigo a Plantea desde hace tiempo y se veía venir que acabarían publicando un libro. Tienen un montón de seguidores en Instagram y su estilo es fresco y divertido.
Estamos ante un manual de iniciación al cultivo en espacios pequeños, lleno de ideas y trucazos. Ideal para novatos (y no tan novatos, he tomado nota mental de algunos de sus consejos).

Es una pena que el libro no incluya fotografías, porque sería maravilloso. Pero está lleno de dibujos de aquellas cosas importantes que se deben mostrar porque las palabras no son suficientes. ¡Enhorabuena, chicos!

Minihuertos
Autores: Marta Rosique y Raúl Piqueras
Zenith, 2019
Precio: 15,95 € (comprar online)
También disponible en formato Kindle

Y hasta aquí mi recopilación, con los libros ordenados según los he ido recibiendo y leyendo. Seguro que hay muchas más novedades, pero no he tenido oportunidad de hojearlos. Eso ya será en un próximo artículo.

Aprovecho para desearos un Feliz Sant Jordi a todos, pero muy especialmente a todos aquellos compañeros que han publicado por primera vez. Las presentaciones y las firmas de libros son un momento emocionalmente muy intenso, y espero que lo disfrutéis al máximo. ¡Felicidades!

Iberflora 2017

,
11

Tengo claro que el punto de vista que puedo aportar sobre Iberflora 2017 es muy personal. Soy una macetohuertera a la que no le asusta bricolajear y para la que la parte estética o decorativa de algunos productos tiene una importancia secundaria.
Eso es algo que me consta, y entiendo que vosotros como lectores no tenéis porqué compartir. 

Ya os he hablado otras veces de esta feria, la más importante que se celebra en España para profesionales de la jardinería. Y a mi que me encanta asistir, me apetece llevaros conmigo para que podáis ver lo que se cuece por allí.

Novedades en Iberflora 2017

Este año, la feria me pareció bastante floja. Faltaban algunas de las grandes marcas de fitosanitarios, herramientas de jardín o de riego por goteo. Volverán el año que viene seguro, cuando Iberflora coincida con Eurobrico, que tiene carácter bianual. De hecho, me crucé con un par de personas que me contaron por lo bajini que volverían a exponer el próximo año porque Eurobrico atrae más visitantes.

Supongo que ya te diste cuenta de ello si viste el directo que hice a través de la página de Facebook. En ese momento me faltaba visitar un pabellón entero pero no encontré nada nuevo, ya que en él se exponen diversos viveristas de árboles y flores así como todos los de productos destinados a las floristerías.

Quiero destacar las tres o cuatro cosas que más me llamaron la atención:

  • La línea de frutales para macetas que presentaba Fitoralia y de la que intentaré aportar más información en cuanto pueda hablar tranquilamente con Ángel.
  • Los sustratos sin turba de Floragard. Los tienen para ornamentales, huerto ecológico y también para frutos rojos, aromáticas y planteles. Los probaré a ver qué tal.
  • Los nuevos tamaños de mesas de cultivo de Hortalia. Pensando cada vez más en la modularidad y en el que cada terraza o balcón es un mundo.
  • La herramienta para cosechar frutos secos de Revex. Quizás ya existiera algo parecido, pero de ser así, no lo conocía.

Las tenéis en este otro video, un poco más currado…

Pero no todo es maravilloso en la feria, y quiero aprovechar estas líneas para reflexionar sobre ello.

La alegría con que algunas marcas utilizan las palabras “bio” y “eco” en sus etiquetas

Y como muestra, el cartel de un producto que rezaba: “A destacar que el producto está certificado por la CAAE, entidad de certificación especializada en Producción Ecológica”.
Claro que si, guapi. Es lo menos que esperamos de un producto con la palabra “ecológico” en la etiqueta: que esté certificado. No que lo destaquéis como si fuera algo extraordinario.

Lo mal que algunas empresas explican sus productos

Dejando aparte que muchos de los productos que se ven allí son simples prototipos (y no incluyen información o consejos de uso), resulta como mínimo sorprendente que algunos expositores no sepan explicar lo que venden. O que lo hagan mal, muy mal. Algunos ejemplos:

    • Que te digan que vas a poder cultivar tomates o calabacines en un recipiente de 1 L de capacidad sin problemas. (WTF???)
    • Que algunos fitosanitarios aconsejen repetir la aplicación a los 7 días sin decirte que es porque el producto sólo actúa sobre los insectos y no sobre los huevos. ¿No sería más fácil para el usuario entender el porqué?
    • Que no se especifique que un producto de madera no tiene ningún tipo de tratamiento y que si no se barniza o se protege, se dañará.

¿Qué es lo que hacen en el I+D?

En serio que a veces me pregunto en qué piensan algunas empresas antes de sacar un producto. El año pasado, toooodas lanzaron productos herbicidas sin glifosato. Pues claro, era de preveer que así fuera, no iban a quedarse atrás. Pero…. ¿piensan en los usuarios, en el consumidor final? Sigo echando en falta más modularidad en los recipientes, sobres de semillas con distintas variedades adaptadas al cultivo en recipientes y fitosanitarios en formato mini para que no nos duren por los siglos de los siglos.

Sé que algunas de esas sugerencias jamás serán atendidas porque los macetohuerteros aún somos un grupo reducido. Puede que hasta residual para estas empresas. Pero aquel que tenga en cuenta lo que realmente necesitamos se va a ganar nuestro amor incondicional y ese trono, sigue vacante.

Acabo ya con una queja personal, y son las maneras que algunas empresas tienen hacia los bloggers. Ni se nos invita, ni se nos espera en Iberflora, algo sorprendente cuando lo comparo con el trato que reciben los compañeros de blogs de cocina u otras temáticas de las empresas de su sector.
Por mi parte, la próxima vez que reciba alguna consulta referente a determinados productos de determinadas empresas, lo que haré será contestar que no tengo información de ellos, y que se dirijan directamente al fabricante porque no les dió la gana atenderme en la feria. Y me quedaré tan ancha.

Señores de las empresas, si paso a verles no es para que me regalen su producto, es para que me cuenten lo que están haciendo. Porque parte de mi trabajo, es conseguir que cualquiera que empiece a cultivar hortalizas en macetas lo consiga exitosamente. Con sus productos o con los de otros.

Al final va a tener razón Toni: tendría que haberme hecho blogger de belleza, juaaajuaaajuaaa.

¡Seguimos!

Videos para principiantes en el huerto urbano

,
0

video-huerto-urbano

¡Hola a todos!

No estaba muerta, ni de parranda… estoy trabajando mucho estos días y por eso el blog se resiente.
Hoy quería traeros precisamente parte del fruto de ese trabajo, una recopilacion de los videos que hemos creado para Planeta Huerto, y de los que me siento muy orgullosa. Se trata de dos series, que han titulado “Pon un huerto en tu vida” y “El huerto en un minuto” y de los que ya habéis visto alguna muestra aquí en el blog.

Peeeero, todos sabemos que esta es la época del año en la que más personas se plantean empezar a cultivar su propio huerto. Y por ello me ha parecido buena idea recopilarlos todos aquí, en una entrada que seguramente editaré en unos días para acabar de añadir los videos que falta publicar aún.

Espero que os sean de utilidad y recordad, que aunque el blog esté algo parado, yo sigo en marcha, y podéis seguirme y contactarme para o que queráis en Facebook, Twitter e Instagram. ¡Feliz cosecha!

Videos de huerto urbano para principiantes: Pon un huerto en tu vida

El huerto en un minuto: hortalizas que se pueden cultivar durante todo el año

El huerto en un minuto: hortalizas de verano

El huerto en un minuto: hortalizas de invierno

Espero que estos videos os resulten útiles porque los he creado con mucho cariño, intentando que las explicaciones fueran lo más sencillas posible. Me encantará leer vuestros comentarios y saber qué tal ha sido la experiencia.

Aprovecho para agradecer a Planeta Huerto su confianza porque además, me he divertido mucho preparándolos, grabándolos y editándolos. Quedan aún unos pocos por publicar que añadiré según los vayan subiendo a su canal de YouTube.

¡Seguimos cultivando!

Qué plantar en marzo en un huerto en macetas

,
4

¡Por fin es Marzo! Me encanta este mes y todo el ajetreo que conlleva: planificación y siembra de semillas, cuidados de mami primeriza, sobres y sellos para intercambios de última hora… ¿habrá alguien a quien no le guste este meneíllo?

Son muchas las hortalizas que podemos sembrar en estos momentos y como digo siempre, este es el momento de sembrar lo que será la fiesta del huerto:

sembrar-plantar-huerto-marzo-huerta

Algunos consejos para vuestros semilleros

  • Si vuestra zona es cálida o disponéis de algún sistema para mantener los semilleros calentitos y protegidos, podremos empezar a sembrar la mayoría de las especies hortícolas de verano. En caso contrario, esperad hasta que el tiempo mejore, no queda otra.
  • Es buena idea empezar a proveernos de garrafas de agua vacías que podremos reutilizar como invernaderos provisionales si existe riesgo de heladas. (Ya sabéis lo que es eso… visitar el contenedor amarillo armados de un gancho).
  • Si ya empezamos los semilleros el mes pasado, que no se os olvide ponerlos a pleno sol durante el día. Las plantas lo agradecerán y evitaréis que se ahílen.
  • Por la noche (eso sí), es recomendable entrarlos dentro de casa para protegerlos de las bajas temperaturas exteriores. Tengo una alarma en el móvil para ello, porque el año pasado me levanté a medianoche más de una vez porque se me habían olvidado en el balcón.

No olvidéis sembrar flores

  • No olvidéis preparar semilleros también de las flores que nos ayudan en el huerto: tajetes, capuchinas y caléndulas entre otras.
    Los macetohuerteros sufrimos de falta de insectos polinizadores, y por ello deberíamos tratar de atraerlos.

  • Los tajetes pueden atraer mariquitas, grandes depredadoras de pulgón. También nos servirán como indicativo de algunas plagas (como la araña roja, que en mi caso siempre los prefiere antes de instalarse en mis tomateras).
  • La capuchina aleja muchos insectos como la mosca blanca y el pulgón. La caléndula atrae muchos polinizadores, como abejas y avispas. Sus flores, aunque ligeramente picantes son comestibles y sus pétalos adornan cualquier ensalada. Y bueno, si queréis empezar a elaborar jabones o cremas, son ideales por sus propiedades.

    tajetes-atrae-polinizadores

Guisantes, ajos tiernos, patatas y zanahorias en Marzo

  • Si estáis cultivando guisantes, necesitaréis tutores o espalderas para que puedan trepar con sus zarcillos. No los dejéis arrastrando por el suelo porque si vienen lluvias seguro que cogen hongos (a mi siempre me ocurre!)
  • ¿Sembrasteis ajos antes de fin de año? Pues ya deberían tener un tamaño apto para consumirlos como ajetes o ajos tiernos. Podemos dejarlos crecer un poco más si nos parece que están muy finos o hasta el verano si lo que queremos es conseguir cabezas de ajo.
    Personalmente, los siembro para ajetes porque la espera hasta junio se me hace eterna y los resultados tampoco han sido precisamente satisfactorios. Es una elección personal relacionada con la productividad del cultivo y el aprovechamiento del espacio, quizá experimentando podréis sacar vuestras propias conclusiones.
  • Es buena época para sembrar zanahorias y para ello debemos preparar un sustrato MUY esponjoso. Tengo amigos con huerto en tierra que se quejan de que es una hortaliza que se les resiste, y a menudo es porque su tierra es muy arcillosa y tiende a compactarse.
    Independientemente de si estamos cultivando en macetas o en el suelo, conseguir un sustrato muy ligero depende de los materiales que utilicemos. Como diría aquél, “perlita 4ever” y un buen labrado nos ayudarán mucho.
    De hecho, siempre deberíamos tratar de que el sustrato esté blando y por ello es tan importante no pisar el suelo del huerto para evitar la compactación. ¡Macetohuerteros del mundo! Recordadlo cuando visitéis algún huerto si no queréis que su dueño os mire malamente.

patatas-consejo-siembra

En algunas zonas también pueden empezar a cultivarse patatas. ¡Es divertido! Recordad poner los brotes mirando hacia el cielo y no hacia abajo, ya que de cada brote aparecen raíces y tallos a la vez. Parecen raíces pero no, son brotes con raíces en la base. Observadlos atentamente y lo veréis.

Y acabo con los rosales, que en mi caso están llenos de nuevos brotes que empezarán a dar flores en unas semanas. En mi zona suele llover abundantemente en esta época y por ello me obligo a protegerlos del oídio mediante aplicaciones regulares de azufre en polvo. Suelo programarlas cada quince días si el tiempo es seco, y la repito si ha llovido, especialmente en cuanto vuelve a brillar el sol.

¿Cómo se presenta vuestro mes de marzo? Me encantará leerlo en los comentarios.
¡Saludos!

¿Porqué sube el precio de las verduras?

,
11

precio-verduras-subeNo es muy habitual que las hortalizas ocupen la primera página de los periódicos, pero estos días están acaparando tantas portadas como exclamaciones airadas del que alucina en la frutería cuando vé que los calabacines andan a 5 euros el kg.

¿El motivo? Bien siemple: las bajas temperaturas han afectado la producción de determinadas verduras que han visto como su precio se disparaba. La ley de la oferta y la demanda, ¿no?

¿Qué verduras han subido de precio?

Pues parece que son los calabacines, las berenjenas y las judías. ¿Os parece normal?
Ojo, que es una pregunta con trampa. A mi si, me parece lo más normal del mundo, porque no son hortalizas de temporada. Y me explicaré, porque creo que aparte de compartir experiencias sobre cómo cultivar hortalizas en macetas, hay que comentar esta noticia desde el sentido común.

Veamos:  lo primero que aprendí cuando empecé el macetohuerto es que no puedes sembrar lo que quieres cuando tú quieres. Hay que seguir un calendario que nos indica qué es mejor para cada época del año. Si los tomates necesitan calor, hay que cultivarlos en verano, porque en invierno (evidentemente), no producirán igual.

Por eso, como hortelana, no me sorprende que los calabacines, las berenjenas o las judías, estén carísimos en el mercado. No son hortalizas propias del invierno, sino del verano. Y si las encontramos en los comercios es porque hay quien las cultiva bajo invernadero para poder ofrecerlas a sus clientes durante todo el año.

¿Porqué consumir productos de temporada?

Vaya por delante mi respeto hacia la libertad de cada uno de comer lo que quiera y cuando quiera. Pero eso no quita que como consumidores sepamos qué se está cultivando en los huertos de manera natural o no forzada mediante un invernadero.

De los huertos en estos momentos, no salen tomates, ni pimientos, ni berenjenas, ni pepinos, sino habas, guisantes, coles y coliflores, alcachofas, lechugas, acelgas y espinacas entre otros.

Con las frutas pasa lo mismo: ahora es época de cítricos, pero no de melocotones, melones y sandías que aún y así, encontramos en cualquier tienda. Cuando éramos pequeños, solo los comíamos en verano, ¿lo recordáis?

¿Porqué ahora encontramos de todo durante todo el año? ¡Por la globalización! ¿Que el cliente pide tomates cuando hace frío? Pues veamos cómo podemos hacer para ofrecérselos aunque sean insípidos y parezcan pelotas de tenis. Eso si: que sean perfectos de aspecto, del sabor ya nos preocuparemos cuando llegue el momento.

No sé vosotros, pero yo he renunciado a comer tomates o calabacines cuando se acaban en mi huerto. Bueno, os miento si digo eso. Digamos que los únicos tomates que compro fuera de temporada son los tomates de colgar, porque no puedo pasar sin mi pan con tomate y un buen chorretón de aceite. Igual que no busco fresas en noviembre ni determinadas setas en julio.

Ayer mismo, oía a dos de mis vecinas hablando de ello. Una se quejaba de que “al final había hecho tortilla de alcachofa porque los calabacines iban a precio de oro”. ¡Pero si eso es precisamente lo que hay que hacer en febrero! Preparar la tortilla “con lo que toca”.

En fin…

 

El precio de las verduras en Twitter

Sin duda, mi red social favorita es Twitter, y allí es donde @fitoralia compartió lo que él tituló “Calabacines en la nieve. El hilo”. (Gracias, Àngel!)

Os dejo pues, con el comentario de @hec_toret, un agricultor de Villarreal que (creo), lo deja todo más que claro y además, abre la caja de Pandora. Seguimos más abajo.

Hasta aquí mi comentario, queja o reflexión. Bueno, no del todo. Me gustaría añadir que la mayoría de artículos que he leído se hacían eco de la subida del precio de estas verduras y de cómo afecta a la cesta de la compra. Pero ninguno menciona la realidad: que estas verduras están fuera de temporada y que (a riesgo de que se me acuse de talibán por lo que voy a decir), no deberían encontrarse en las tiendas por ese preciso motivo.
Ala, ya lo he dicho.

Qué plantar en Enero en un huerto en macetas

,
2

plantel-de-cebolla

Enero es un mes raruno en el huerto. Básicamente porque hace frío, y no apetece salir a no ser que realmente haya que trabajar en él.
Pero dentro de casa, las cosas son distintas. Y es que tradicionalmente, es un momento perfecto para empezar a programar lo que será la temporada de primavera y verano.

Si, eso del huerto es un poco como la moda, sólo que con un glamour… diferente. Nosotros también estamos cultivando unas hortalizas y pensando a la vez en las que pondremos más adelante, cuando acabe la cosecha. Por no obviar que en foros y redes sociales, ya hace días que los más impacientes hablan de empezar a preparar semilleros de tomates, pimientos y berenjenas.

¿Hay que preparar el plantel de verano en Enero?

Por partes y para aquellos que estáis empezando, dejadme que os diga que no se nos pasa el arroz, y que aún estamos a tiempo.
Y que si hay quien empieza tan pronto es porque a menudo, dispone de mucho espacio o de un invernadero donde proteger las plantas hasta que llegue el momento de su trasplante definitivo.

Seguro que lo entenderéis mejor con un ejemplo. Pongamos que queremos cultivar tomates este verano. Una semilla de esta variedad necesita de 5 a 12 días para germinar y lo hará siempre que le proporcionemos una temperatura de entre 12º a 35º.
Si las condiciones son las apropiadas, en unas 8 o 10 semanas habrá germinado y crecido hasta tener un tamaño correcto / apropiado / recomendado para ser trasplantada al huerto.

Estamos en enero, por lo que si hablamos de 8 o 10 semanas nos vamos a principios o finales de marzo. En el momento del trasplante, la planta espera encontrarse con unas temperaturas óptimas para desarrollarse que van de los 20º a los 30º durante el día y entre 1º y 17º por la noche.
A este punto es a donde quería llegar: ¿qué temperatura hacía en marzo del año pasado?

Pensad en las temperaturas de referencia

Recordemos las temperaturas de referencia para un correcto desarrollo de la planta: 20º-30º durante el día y 1º-17º por la noche.
No es complicado encontrar el histórico de temperaturas en Internet. En Sabadell por ejemplo, el 1 de Marzo de 2016 tuvimos una mínima de 3º y una máxima de 19º.
Al cabo de 15 días, la máxima fue aún más baja, sólo 14º pero a finales de mes, el día 31 ya estábamos dentro de unos parámetros apropiados, con una mínima de 11º y una máxima de 23º.

Si avanzamos la preparación de los planteles, puede pasar lo más habitual: que haga frío aún para trasplantarlos al huerto.
Esto nos obligará a mantenerlo durante más tiempo protegido, lo que no suele ser un problema si disponemos de un invernadero o de espacio para trasplantarlo a una maceta un poco más grande mientras esperamos que suban las temperaturas.
Pero… ¿es ese tu caso?

El peligro del espigado

No debemos olvidar que hay que facilitarles el máximo de sol directo posible para evitar que se espiguen.
Este término, el espigado, solemos utilizarlo con dos significados diferentes. El más habitual es para indicar que una hortaliza está creciendo verticalmente para hacer flor, como por ejemplo las lechugas.
Pero también decimos que se espiga cualquier planta que se estira y crece mucho, de manera vertical. En estos casos no suele hacerlo precisamente para florecer, sino para buscar la luz que necesita para crecer.
Y los planteles, amigos míos, se espigan fácilmente si no encuentran la luz que les falta. Algo habitual en esta época del año en que la niebla o las bajas temperaturas provocan que el sol no luzca lechugas tanto.
Intenta solucionarlo buscando ventanas con el máximo de luz posible o incluso, con lámparas que puedas utilizar los días más oscuros.

enero-sembrar-plantar-huerto

Qué podemos cultivar en enero

En enero aún podemos sembrar ajos, habas, guisantes, coles, escarolas, espinacas, puerros, rábanos, remolachas y lechugas.
Y si lo que deseas es empezar con las hortalizas de verano, piense que los pimientos y las berenjenas son las plantas que tardan más en germinar y desarrollarse. Dales prioridad antes que los tomates, que germinan mucho más rápido.