Cultiva tu huerto urbano

Qué es una bomba de aguas limpias

0

Hace tiempo que voy detrás de una bomba de aguas limpias para aprovechar el agua de las piscina de mis sobrinas. Cuando llevas tiempo recogiendo agua de lluvia te das cuenta de que es un bien muy preciado y por ello no quieres dejar escapar ni una sola gota.

¿Para qué sirve una bomba de aguas limpias?

Una bomba de aguas limpias es un aparato que sirve para transvasar agua de un lugar a otro. Debe conectarse a la corriente para que se active el motor que succiona el líquido. Este fluye a través de una manguera de mayor o menor longitud (y diámetro), trasladando el agua a un depósito o al desagüe.

Este tipo de bomba puede utilizarse en distintas situaciones, como por ejemplo sacar agua de un pozo, vaciar una piscina o en caso de inundación. Se la llama de aguas limpias porque no tiene partículas de un tamaño superior a los 5 mm de diámetro.

Mantenimiento de las jardineras de madera

Que la madera esté tratada para exteriores no significa que no necesite ningún tipo de cuidado. Es más, la aplicación de un lassur la protegerá contra la lluvia, la humedad y los rayos ultravioleta, alargando su vida útil.

Si no habéis oído hablar nunca del lassur os preguntaréis que cuál es la diferencia del lassur con el barniz. Pues bien, el barniz crea una película sobre la madera que con el tiempo tiende a cuartearse. Para eliminarlo tenemos que decapar o lijar para eliminarlo y volver a aplicar el producto.

El lasur es microporoso y deja respirar la madera sin que el agua se filtre. Además, si la primera vez que tratáis la madera lo hacéis con este producto, no tendréis que lijar ni decapar sino simplemente, limpiar la superficie.

Puedes aplicarlo con brocha, pistola o a rodillo, siguiendo siempre la veta de la madera, en vertical o en horizontal porque además no gotea. Notar´ás que la madera lo absorbe enseguida, la verdad es que lo agradece un montón. Por ello suelo darle dos o tres capas en función de lo expuesta que haya estado al sol.

Un poco de orden en la caseta del huerto

No sé cómo será en vuestros huertos, pero después del verano, mi caseta es un auténtico desastre. Este verano me decidí a añadir estas gavetas de ordenación para poder tener más a mano algunas cosas pequeñas que suelo utilizar a menudo. Las jeringuillas para dosificar, conectores y otras piezas de riego, bulbos, sobres de semillas… cosas… de esas pequeñas que luego no sabes dónde están.

También me han venido muy bien para secar algunas semillas, como las de la albahaca tailandesa o la mostaza. Ponía la cubeta debajo del ramillete y lo cortaba entero, dejándolo caer en su interior. Aunque no tuviera tiempo de manipular las semillas, allí por lo menos estaban recogidas, y me podía despreocupar de ellas. De hecho, creo que tengo algunas aún por guardar, ¡seguro que están bien secas!

Acabo con mi agradecimiento a Mi Hogar Mejor por facilitarme todos estos productos:

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.