Cultiva tu huerto urbano

Cultiva tu huerto urbano » Cultivos » Qué plantar en Enero en un huerto en macetas

Qué plantar en Enero en un huerto en macetas

2

plantel-de-cebolla

Enero es un mes raruno en el huerto. Básicamente porque hace frío, y no apetece salir a no ser que realmente haya que trabajar en él.
Pero dentro de casa, las cosas son distintas. Y es que tradicionalmente, es un momento perfecto para empezar a programar lo que será la temporada de primavera y verano.

Si, eso del huerto es un poco como la moda, sólo que con un glamour… diferente. Nosotros también estamos cultivando unas hortalizas y pensando a la vez en las que pondremos más adelante, cuando acabe la cosecha. Por no obviar que en foros y redes sociales, ya hace días que los más impacientes hablan de empezar a preparar semilleros de tomates, pimientos y berenjenas.

¿Hay que preparar el plantel de verano en Enero?

Por partes y para aquellos que estáis empezando, dejadme que os diga que no se nos pasa el arroz, y que aún estamos a tiempo.
Y que si hay quien empieza tan pronto es porque a menudo, dispone de mucho espacio o de un invernadero donde proteger las plantas hasta que llegue el momento de su trasplante definitivo.

Seguro que lo entenderéis mejor con un ejemplo. Pongamos que queremos cultivar tomates este verano. Una semilla de esta variedad necesita de 5 a 12 días para germinar y lo hará siempre que le proporcionemos una temperatura de entre 12º a 35º.
Si las condiciones son las apropiadas, en unas 8 o 10 semanas habrá germinado y crecido hasta tener un tamaño correcto / apropiado / recomendado para ser trasplantada al huerto.

Estamos en enero, por lo que si hablamos de 8 o 10 semanas nos vamos a principios o finales de marzo. En el momento del trasplante, la planta espera encontrarse con unas temperaturas óptimas para desarrollarse que van de los 20º a los 30º durante el día y entre 1º y 17º por la noche.
A este punto es a donde quería llegar: ¿qué temperatura hacía en marzo del año pasado?

Pensad en las temperaturas de referencia

Recordemos las temperaturas de referencia para un correcto desarrollo de la planta: 20º-30º durante el día y 1º-17º por la noche.
No es complicado encontrar el histórico de temperaturas en Internet. En Sabadell por ejemplo, el 1 de Marzo de 2016 tuvimos una mínima de 3º y una máxima de 19º.
Al cabo de 15 días, la máxima fue aún más baja, sólo 14º pero a finales de mes, el día 31 ya estábamos dentro de unos parámetros apropiados, con una mínima de 11º y una máxima de 23º.

Si avanzamos la preparación de los planteles, puede pasar lo más habitual: que haga frío aún para trasplantarlos al huerto.
Esto nos obligará a mantenerlo durante más tiempo protegido, lo que no suele ser un problema si disponemos de un invernadero o de espacio para trasplantarlo a una maceta un poco más grande mientras esperamos que suban las temperaturas.
Pero… ¿es ese tu caso?

El peligro del espigado

No debemos olvidar que hay que facilitarles el máximo de sol directo posible para evitar que se espiguen.
Este término, el espigado, solemos utilizarlo con dos significados diferentes. El más habitual es para indicar que una hortaliza está creciendo verticalmente para hacer flor, como por ejemplo las lechugas.
Pero también decimos que se espiga cualquier planta que se estira y crece mucho, de manera vertical. En estos casos no suele hacerlo precisamente para florecer, sino para buscar la luz que necesita para crecer.
Y los planteles, amigos míos, se espigan fácilmente si no encuentran la luz que les falta. Algo habitual en esta época del año en que la niebla o las bajas temperaturas provocan que el sol no luzca lechugas tanto.
Intenta solucionarlo buscando ventanas con el máximo de luz posible o incluso, con lámparas que puedas utilizar los días más oscuros.

enero-sembrar-plantar-huerto

Qué podemos cultivar en enero

En enero aún podemos sembrar ajos, habas, guisantes, coles, escarolas, espinacas, puerros, rábanos, remolachas y lechugas.
Y si lo que deseas es empezar con las hortalizas de verano, piense que los pimientos y las berenjenas son las plantas que tardan más en germinar y desarrollarse. Dales prioridad antes que los tomates, que germinan mucho más rápido.

2 Comments

  • Juana Mari dice:

    Siempre tras los cultivos del verano abandonaba la terraza y hace ya dos inviernos que he conseguido poner algo con más o menos éxito. En agosto puse alguna planta de coliflor, brócoli y Romanescu. Algunas dieron una flor pequeñita pero otras bastante aceptable. Hemos comido ya dos de cada clase y se acabó la cosecha pero estoy contenta. Necesitan bastante espacio desde luego. En diciembre sembré guisantes y brotaron pero con estas heladas miedo me da aunque los protegí con embases de botellas de agua a modo de invernadero. También en febrero sembrare dientes de ajo así como hice en año anterior y en julio recoger las cabezas. Ya que de cada diente sale una cabeza entera, hay que tener paciencia a que se forme bien y tampoco regarlos mucho. Yo vivo en el norte y todo va más tarde y despacio. Y esta es toda mi cosecha de invierno. Para hacer los semilleros de verano habrá que esperar más, como dices Ester, ya que aquí ponemos los plantones de tomate hacia abril/mayo, cuando ya no vaya a haber heladas.

Deja un comentario

Your email address will not be published.