Cultiva tu huerto urbano

Cultiva tu huerto urbano » Cultivos » En busca del tomate perfecto

En busca del tomate perfecto

7

Sí, ya sé que no es la primera vez que manifiesto que prefiero los pimientos a los tomates. Pero eso no significa que haya dejado de cultivarlos, o que no siga buscando el tomate perfecto. Aunque lleve 11 años intentando dar con él con un éxito relativo.

Hoy, amig@s mí@s, os traigo una especie de reflexión-confesión-sesión de terapia sobre cómo debería ser (en mi humilde opinión), el tomate perfecto.

variedades-tomate-mata-baja

Sobres de semillas de tomate “Cherry Cascade” y “Bajaja” de Thompson & Morgan

Ese tomate perfecto, ¿es el que comes o el que cultivas?

Ajá, ahí está el quid de la cuestión. Para comer prefiero los tomates grandes, jugosos, maduros. Para cultivar opto finalmente por los cherrys: sabrosos, curiosos y productivos. Lo confieso: no siempre predico con el ejemplo y la mayoría de ocasiones acabo dejándome seducir por la curiosidad, por el probar una variedad nueva y ver qué tal se da en las macetas.

¿Será que soy un poco rara? Me pongo a revisar entradas antiguas y lo mío con los cherrys viene de lejos, en cuanto descubrí lo poco productivos que resultaban los tomates gordos en maceta. La cantidad se antepuso rápidamente a la calidad, y no me arrepiento de decirlo en voz alta.

En 2008, un poco harta ya de mi adorada araña roja (ironia mode ON), abrí una entrada en Infojardín para que cada uno explicara qué variedades de tomates le habían ido bien en macetas. Fueron pocos los compañeros que aportaron algo, quizá porque entonces los macetohuerteros éramos bichos un poco raros. Podéis leer a Silbante, que ya entonces compraba semillas en el extranjero, a Pablo Van Gom que hablaba maravillas del tomate Eros y a FJBAL que también cultivaba cherrys rarunos. La mayoría coincidíamos en que la cosecha de variedades de tomate grandes o gordos era muy justita e incluso inexistente. Un motivo más para hacer caso a lo que comentaban los compañeros.

tomate-cansado

Buscando fotos de tomates me encontré con estas dos de hace unos años, con un tomate que evidentemente nació cansado y aprovechó la rama para apalancarse un poco.

Entonces, ¿mejor me dedico a los cherrys?

No. Lo mejor es sembrar las variedades que a ti te apetezca cultivar. Porque volvemos a la eterna cuestión: ¿tener un huerto urbano compensa? No hay taller en el que alguien no formule esta pregunta. Y hay tantas respuestas como personas presentes en la sala.

A mi no me compensa cultivar tomates de variedades grandes porque el tamaño de mis macetas es limitado y la producción, muy escasa. Y porque no tengo ningún problema para comprar tomates de calidad en el mercado de agricultores, o porque me los regalan de vez en cuando amigos hortelanos de tierra-tierra.

Pero también soy capaz de imaginarme viviendo en un país en el que no se encontraran determinadas variedades. Invadida por la morriña seguramente cultivaría tomates de colgar, aunque fuera para coger solo unos pocos y quitarme el gusanillo.

El tomate perfecto, ¿existe realmente? El tomate perfecto es el que sea perfecto para ti. No le veo otra respuesta posible a esta pregunta.
En casa, las ensaladas de tomate se preparan por separado, en dos platos distintos. A mi marido le gustan verdes y llenos. Yo los prefiero maduros y jugosos. A él no le gusta la textura blanda del tomate maduro, yo encuentro insípidos los verdes. Sobre gustos…

Eso si, en el huerto sólo entran tomates cherry, a no ser que algún compañero me haya mandado semillas de alguna variedad que le entusiasma especialmente. No sé decir que no, aunque luego resulten improductivos para mi.

Este año probaré tres variedades nuevas de cherry que compré en Thompson & Morgan y que me han costado un ojo de la cara (8 semillas por 2,99 libras, unos 3,86 €): Cherry Cascade, Bajaja y Maskotka. Todos ellos son de mata baja y colgantes. Seguiré con los “ya comprobados”  Eros, Gartenperle y Ditmarcher. Seguro que caerá alguno más, porque todos ellos se adaptan perfectamente a lo que yo busco en un tomate: que sea capaz de desarrollarse perfectamente en el volumen limitado de mis macetas.

¿Y para vosotros? ¿Cómo es el tomate perfecto? Me gustará leerlo en los comentarios.
¡Saludos!

7 Comments

  • Ki Si dice:

    Buscar el tomate perfecto es como buscar el vino perfecto o el queso perfecto.
    Un tomate perfecto para mi puede ser que a ti no te guste, un tomate que sea buenísimo en tu zona puede ser que en mi zona con mi clima y tipo de suelo no sea tan bueno. Depende del uso puede ser perfecto para comer en ensalada o perfecto para realizar conserva. Puede ser perfecto para inicios de verano o para cultivo a finales de verano. Puede ser perfecto para dejarlo en el suelo o para tener que dejarlo en tutores.
    Puede ser que un tomate híbrido sea ideal para tu huerta o puede ser que el tomate que más te gusta no funcione bien con el clima de tu huerto.
    Pero para mi el tomate perfecto es aquel que recién cogido de la mata le pegas un bocado y te encanta su textura y sabor.
    Un beso.

  • Planteas dos problemas, el primero si en un mactohuerto se pueden plantar tomates grandes,, Desde luego si tu dices que no, es que no, porque tienes una gran experiencia en eso, pero yo recuerdo que mi hijo plantó tomates en macetas grandes como de 50 cm de diámetro y unos 60 cm de alto y obtuvo una razonable cantidad de tomates.

    ¿Cual es el tamaño de macetas en los que cultivas tu?.

    La segunda cosa, es que yo creo que no hay un tomate perfecto, porque no vale el mismo tomate para comer crudo, que para hacer salsa de tomate, o tomate frito de conserva. Cada tomate tiene un uso adecuado y un punto de madurez adecuado.

    A mi me gustan los grandes rosas, como el “corazon de buey” y los pequeños y obscuros “raf” para comer crudos, pero los rojos intensos como los de “bola” ne parecen más adecuados para cocinar, y por supuesto los “cherry” son fenomenales para adornar ensaladas por su aspecto, aunque, a mi juicio no sea los tomates de sabor más esquisitos,

    • Gracias por tu comentario, Félix, a lo que era más una “rallada” mía en un momento concreto.
      Mis macetas son, efectivamente, bastante más pequeñas que las de tu hijo. Pero teniendo incluso un par de ese tamaño,creo que sigue sin compensarme. Será que me gusta demasiado tener cherrys en aceite para casi todo el año ;)
      O que valoro más los chiles y ajíes!!!

      Aprovecho para pedirte (si lees este comentario), que le eches un vistazo a los privados de Twitter. Te he mandado un par y no he obtenido respuesta.
      Saludos!

  • MARILU dice:

    Hola para mi los tomates perfectos son los que estan creciendo en mi jardin es tomate cherry y son los mejores porque yo los sembre los cuido y los estoy viendo crecer, saludos desde Mexico

  • Andres dice:

    Yo siempre pongo algo de variedad de lo que tienen en el vivero, y la verdad que el año pasado estuve más de 2 meses comiendo tomates a diario, así que en mi caso creo que sí que compensa. Para mí el tomate perfecto es el que puedo coger maduro, rojo semáforo y comérmelo directo de la planta como si fuera una manzana, o aliñarlo en ensalada, la verdad es que me da igual la variedad porque creo que el mayor % de sabor viene de la madurez óptima. El año pasado puse a partes iguales una variedad que llaman “Zaragoza”, los óptima y unos injertados que no recuerdo bien qué eran. Todos sacaron similar rendimiento y el sabor no variaba demasiado.

    Los tomates rosas son muy aptos para venta, supongo que porque cogen antes el sabor y se pueden coger algo más verdes, pero para huerto personal lo considero un tomate bastante soso.

    Las macetas que uso son culos de bidón alimenticio de 200 litros. Deben andar cerca de los 60cm de diámetro y unos 50 cm de altura. Pongo 6 bidones en fila, y 2 tomateras en cada uno de ellos. Riego por goteo 2 veces al día durante 3-5 minutos cuando llega el calor, y con esta configuración me harto de comer tomates (mi pareja llega a aborrecerlos).

    Los cherrys producen más, es cierto, pero no encuentro una diferencia tan grande con los de compra como con los tomates gordos, así que este año no voy a poner. En su lugar, más tomate gordo :D

  • Juana Mari dice:

    Hola Esther. Hace tiempo que no comentaba nada, pues tenido temas personales que me han tenido absorbida casi al cien por cien. Aun así no he dejado mi huertica. Leyendo este artículo me has puesto el dedo en la llaga pues los tomates es algo que también me trae de cabeza. No hay nada como un tomate maduro cultivado por uno mismo y todos me saben ricos. El problema es que no doy con la variedad que me de la cantidad suficiente para que me compense el espacio que ocupa en la terraza. Aun así sigo poniendo todos los años y vamos cogiendo lo justo para alguna que otra ensalada. Desde luego lo importante es darle el volumen suficiente de sustrato, como pone Andres y ahí está el problema, en mi caso al cultivar en una terraza (en la que debajo hay un garaje vecinal) No puedo abusar del peso de mis contenedores. En los viveros de por aquí no hay mucha variedad ni de plantones ni semillas y por internet veo variedades raras que no se que resultado darán. Tomo nota de las que has comprado tú. Ya nos dirás qué tal te van.

    • Hola Juana Mari, espero que los problemas se vayan resolviendo y que el huerto te sirva de distracción. Un beso.
      A lo tonto, ayer conté las variedades de tomates y serán 12, ¡flipa! Así que a ver qué tal van, seguiré informando.
      Cuídate, preciosa

Deja un comentario

Your email address will not be published.