Cultiva tu huerto urbano

Cultiva tu huerto urbano » Cultivos » El huerto urbano en Noviembre

El huerto urbano en Noviembre

17
Azafrán en el huerto urbano

Azafrán en el huerto urbano

Los meses de septiembre a noviembre acostumbro a tener menos tiempo para dedicárselo al huerto. Así es cada año debido a mi trabajo y a que este es el momento de máxima actividad. Afortunadamente cuento con la ayuda de mi padre, que desde que se jubiló me echa una mano en el macetohuerto.

El otro día me daba el parte: ¿Ya sabes que se han abierto unas flores azules? Oh boy, ¡el azafran! Te despistas un par de días y te pierdes mil cosas en el huerto. A la que pude acercarme comprobé que las primeras rosas ya se habían abierto. Me encanta ese olor dulzón, como a miel, y el contraste con las hebras de un rojo intenso. Eran de los bulbos más grandes que planté, y han llegado a salir hasta 6 flores de cada uno de ellos, todo un récord.

Lo habitual es cosecharlas cuando la flor aún no se ha abierto para conservar su aroma al máximo. En el huerto urbano es difícil que coincidan muchas a la vez, por lo que siguiendo los consejos de Destripaterrones, recojo las que hay y las pongo en un tupper en la nevera hasta que junto unas cuantas. Con calma, procedo a abrirlas con cuidado para sacar las hebras y secarlas a muy baja temperatura en la sartén. Las dejo enfriar bien y luego las guardo para usarlas en la cocina.

Hebras de azafrán antes de tostar

Hebras de azafrán antes de tostar

Dejando aparte el azafrán, en el macetohuerto siguen conviviendo las supervivientes del verano con las hortalizas de invierno. En la terraza, los pimientos siguen produciendo, aunque muchas de sus hojas se han vuelto de color amarillo limón. Los pobres están agotados, ¿pero quién los arranca si están llenos aún de pimientos y de flores? Posiblemente en quince días pasarán a mejor vida, y en su lugar sembraré más habas, que dan muy buena producción cada año.
En el patio de abajo ya arranqué las tomateras y ahora las macetas están ocupadas con habas, coles y lechugas, mientras que en lo macetones planté coliflores, brócoli y coles de Bruselas.

Creo que un año más voy a dejar pasar el cultivo de guisantes (chícharos, arvejas), a no ser que encuentre semillas de tirabeque (bisaltos). Mucha gente no conoce esta variedad de la que se consume toda la vaina, como si se tratara de una judía (poroto). Siempre me han parecido más productivos que los guisantes normales, o puede que sea cosa mía, ¿vosotros qué creéis?

Empieza la época de siembra de ajos, ya sea para consumirlos tiernos o para dejar que se haga la cabeza entera y cosecharlos para conservar. Por ello empiezan a verse bolsas de ajos de siembra en la mayoría de comercios especializados. Recordad que si los sembráis para consumirlos tiernos podéis enterrarlos un par de centímetros bajo tierra y dejarlos más juntos.

Es buen momento para plantar cebollas, lechugas de variedades de invierno, rábanos, zanahorias, rúcula, remolacha y puede que también canónigos. No es habitual sembrarlos en noviembre pero si siguen así las temperaturas, puede que las semillas germinen sin problemas. ¿Quién dijo que el otoño era aburrido?

17 Comments

Deja un comentario

Your email address will not be published.