Cultiva tu huerto urbano

Cultiva tu huerto urbano » Cultivos » Eeeh! Que ya es época de plantar las cebollas de los calçots!!!

Eeeh! Que ya es época de plantar las cebollas de los calçots!!!

20

cebes-calçotsQue si, que ya sé que todos vamos de culo estos días con el huerto: que si riega, que si recoge, que si una plaga, que si hacer botes de conserva… Es lo que tiene el verano, pero no por ello debemos olvidar que después de estos meses tan intensos viene el otoño, y con él algunos cultivos que tenemos que empezar a preparar ya. Y los calçots son uno de ellos.

Después de la experiencia del año pasado, he decidido que esta vez los plantaría como se ha hecho toda la vida:  a partir de cebollas. Y ya las tengo de camino a casa. En cuanto lleguen arrancaré los calabacines ya que solo puedo cultivarlos en la jardinera grande.

Esto de los calçots es uno de los cultivos más sorprendentes que hay y siempre me ha maravillado, quizá porque tiene lugar en dos fases que se deben conocer para no cometer el mismo error que tuve el primer año. Os cuento: Compré un sobre de semillas de “Cebolla blanca tardía de Lérida para calçots”. Las sembré y cuando fueron saliendo las fuí calzando de modo que el resultado fué algo muy extraño, a medio camino entre una cebolla y un cebollino grueso.

Suerte que en Infojardín el Maestro Peret nos ilustró compartiendo su experiencia. Él vive en Móra La Nova, tierra de calçots y los ha cultivado desde siempre. Gracias a sus explicaciones aprendí que lo que hay que sembrar en primavera es la semilla, que se cultiva como una ceba normal y que se arranca al inicio del verano. Se guarda durante estos meses calurosos y se planta ahora otra vez, desde finales de agosto hasta mediados de septiembre, según las zonas. Por ello, si queréis comer calçots a primeros de año, lo que debéis sembrar son las cebollas, no las semillas.
De ella, saldrán los calçots. Es decir: de una sola cebolla cosecharemos de tres a siete u ocho calçots.

Cómo plantar las cebollas de calçots

El proceso para plantar las cebollas es el siguiente:

  • Labrar bien la tierra, dejadla bien esponjosa
  • Regar el sustrato, que quede húmedo. Así podréis enterrar bien las cebollas sin llegar a cubrirlas. Enterradlas dejando una tercera parte fuera del sustrato hasta que empiecen a salir las primeras hojas, que aparecerán al cabo de unos 20 días. Hay que dejar 10 cms entre filas y unos 20-30 cms entre cebollas (si son pequeñas, con 20 cms es suficiente)
  • El mismo día que las plantéis, añadid una buena cantidad de abono de manera superficial, sin mezclarlo con la tierra. Se irá integrando en el sustrato conforme vayamos regando.
  • Cuando los tallos tengan una altura de 20 cms aproximadamente, será el momento de calzarlos (de ahí su nombre en catalán). Eso provocará que sigan creciendo y que la parte enterrada sea blanca. Seguiremos repitiendo este procedimiento según vayan creciendo hasta que llegue el momento de arrancarlos, que será cuando tengan el grosor que nos parezca aceptable (normalmente a mediados de enero).

aquest-any-calçots-hort-urba

Cultivando calçots en contenedores

Los que cultiváis en contenedores debéis saber que necesitaréis espacio vertical para cuando debáis calzarlos. Pensad en ello antes de sembrar las cebollas, ya que una vez enraizadas no es conveniente cambiarlas de lugar.

Un invento muy interesante si no tenéis una jardinera profunda es un truco que me explicó @carlesbaldellou y que consiste en recortar la parte inferior y superior de una botella de agua o una garrafa, de modo que nos quede como un tubo. La enterraremos en el sustrato con el calçot dentro, de manera que según vayamos necesitando espacio vertical la rellenaremos consiguiendo un poco más.

No es necesario enterrar la botella en el mismo momento de plantar la cebolla, hacedlo cuando os quedéis sin espacio vertical para calzar.

Cortar o no cortar las cebollas de los calçots (¡y un secreto de agricultor!)

Tradicionalmente, siempre se ha cortado una tercera parte de la zona superior de la cebolla antes de sembrarla. La finalidad de este corte es para que broten más calçots. Pero hablando con Narcís, el Ingeniero Técnico Agrícola de Agrorganics, me explicó que se había publicado una ficha técnica muy interesante en la que presentaban los resultados de un estudio que valoraba esta práctica.

Para nosotros no supone un gran trabajo cortar ese trozo, pero para los agricultores tradicionales, la mano de obra que implica es brutal. Me imagino que si entendéis catalán os gustará leerlo y sacar vuestras propias conclusiones. Si no es así os avanzo que no observaron diferencias significativas y que lo desaconsejan debido al riesgo de infecciones a través del corte.

[slideshare id=25269234&doc=fitxa-tcnica-21-maneig-cultiu-calot-abril-2012-130815060041-phpapp02&type=d]

Narcís me contó también un secretillo: a pesar de que las cebollas pequeñas dan menos calçots, son más precoces, porque tienen que tirar adelante menos calçots y lo consiguen antes. Me contaba que hay agricultores que siembran primero las pequeñas para poder cosecharlas a finales de noviembre o primeros de diciembre. Son los primeros y se pagan mejor. La segunda siembra la hacen con las más grandes, que llegan en plena temporada y serán más productivas (aunque su precio será menor).

¡Y un descuento para los lectores del blog!

Aunque estuvimos hablando un buen rato con Narcís, no se me olvidó hacerle mi pedido de cebollas y un par de estacas de alcachofa. Con todo el morro le comenté que ya había recibido alguna consulta sobre dónde comprar las cebollas y que si podrían tener un detallito con los lectores del blog. Me dijo que si, que si las queréis comprar os harán un 5% de descuento si utilizáis el siguiente código al hacer el pedido:  Picarona5. (Importante: escribidlo tal cual, sin espacios y con la P en mayúscula)

El enlace inferior os llevará directamente a la página de compra y aprovecho que le echéis un vistazo a su blog, donde nos cuentan cómo cultivar los calçots y las alcachofas. Gracias, chicos!

agrorganics-cast

20 Comments

Deja un comentario

Your email address will not be published.