Cultiva tu huerto urbano

Cultiva tu huerto urbano » Materiales » Gaspar Caballero, parades en crestall y la importancia de hacer un buen compost

Gaspar Caballero, parades en crestall y la importancia de hacer un buen compost

1
Fotografía de Lina: http://re-son-arte.blogspot.com.es/2010/11/paradas-de-crestall-de-gaspar.html (utilizada con autorización)

Fotografía de Lina: http://re-son-arte.blogspot.com.es/2010/11/paradas-de-crestall-de-gaspar.html (utilizada con autorización)

Hace ya algunos meses tuvimos la gran suerte de entrevistar a Gaspar Caballero en Pagesos de ciutat. Nos habló de su método de les parades en crestall y nos sorprendió con sus explicaciones acerca de la importancia de hacer un buen compost.

El método de cultivo que promueve Gaspar es muy razonable en mi opinión. Se basa en seis puntos básicos que intentaré explicaros a mi manera.

Punto 1: Las parades en crestall

Gaspar llama parades a cada uno de los rectángulos de tierra en los que vamos a cultivar. Su ancho debe ser de 1,5 metros para poder dividir el espacio en tres pasillos: dos de 60 cms que serán las zonas a cultivar y una zona de paso interior de 30 cms. Su longitud puede variar, pero se recomiendan 3 metros de largo como mínimo.

La elección de estas medidas no son al azar. El paso central de 30 cms se cubre con losetas sobre la tierra para así pisar sobre ellas y evitar compactar la zona donde estamos cultivando. Los anchura de los bancales de 60 cms nos permiten acceder cómodamente a todas las plantas, tanto desde el exterior del rectángulo cultivado como desde el pasillo central.

Podríamos traducir parades en crestall como bancales con cobertura de compost, ya que la palabra crestall se refiere a la capa de compost que se pone sobre la parada como acolchado, sin mezclarla con la tierra.

Os decía antes que me parece muy razonable este sistema ya que intenta imitar la estructura de la naturaleza tal cual es sin la intervención humana. Así es como yo la entiendo: si vamos a un bosque y observamos la tierra, veremos que está formada por:

  • Una capa superior de hojas secas, excrementos animales, restos vegetales, que se están transformando en humus.
  • Inmediatamente debajo, una capa de humus ya formado, lleno de nutrientes que se van filtrando hacia las capas inferiores con las lluvias.
  • La capa inferior que recibe todos los nutrientes de las dos anteriores y donde muy posiblemente se encuentren las raíces de la vegetación ya desarrollada.

Un punto muy interesante a remarcar y que dá que pensar está en la no-mezcla del compost (abono) con la tierra. Tiene su lógica: si lo aplicamos de manera superficial, irá integrándose con la tierra a base de ir regando. Si lo mezclamos, puede quedar parte del compost desaprovechado porque las raíces no llegarán a él.

Punto 2: No pisar

Todos sabemos que para favorecer el crecimiento de las hortalizas, es importante que la tierra esté suelta y aireada. Ese “no pisar” nos recuerda que debemos evitar la compactación y para ello lo que haremos será acceder al bancal por el exterior y por el pasillo central, de modo que la zona de cultivo nunca sea pisada.

Punto 3: Fems de bassa

Esta palabra mallorquina se refiere ni más ni menos que al compost y al lugar donde habitualmente se elabora en la isla. Pero este compost no es cualquier tipo decompost, y Gaspar nos lo dejó muy claro durante la entrevista.

Lo más importante es utilizar compost controlado. Gaspar nos lo explicaba así:

Un compost, si no se controla, o es una putrefacción (que luego sí, se seca y tal y lo parece pero es una putrefacción que no sirve para nada) y si sube más de 70ª, es una combustión.

Punto 4: La siembra

La siembra se efectúa más densamente de lo habitual. Las plantas sólo necesitarán el espacio justo para su desarrollo.

Punto 5: El riego con manguera exudante

Gaspar nos propone utilizar un sistema de riego exudante en nuestras parades en crestall. El riego exudante se realiza con una mangera de una fibra geotéxtil porora, que va sudando (de ahí el nombre) en lugar de tener agujeritos con goteros.

Con este sistema sobre la cobertura de compost y la siembra más densa, gastaremos menos agua y obtendremos una humedad más uniforme comparándola con otros sistemas de riego.

Punto 6: La rotación de cultivos

El último punto no debería sorprendernos, ya que la rotación de cultivos es uno de los preceptos habituales en cualquier libro de horticultura. Al plantar diferentes familias de plantas e irlas cambiando de bancal cada año conseguiremos no agotar los nutrientes de la tierra y evitar que las enfermedades sean más resistentes. En este método se propone la rotación de familias botánicas de 4 años, lo que significa que tendremos que preparar cuatro bancales distintos para cerrar la rotación.

Aplicando las parades en crestall en macetas y contenedores

Fotografía extraída del manual "Balcón y terraza comestible" de Gaspar Caballero de SegoviaPodemos aplicar el método a nuestras macetas sin ningún problema. En este caso lo que haremos será seguir los pasos indicados en esta fotografía, con una buena capa de drenaje, otra de tierra y otra superficial de compost, que irá aportando a las plantas los nutrientes necesarios a través del riego.

Este año voy a probar a cultivar de este modo en algunas macetas, y compararé resultados. Como veis, en esto del huerto estamos continuamente aprendiendo y experimentando.

Os dejo el podcast a la entrevista de Gaspar. Está en castellano aunque el resto del programa es en catalán. Seguro que os resultará más que interesante.

Y unos videos en YouTube por si queréis ampliar información (solo el primero está subtitulado al castellano)

One Comment

Deja un comentario

Your email address will not be published.