Cultiva tu huerto urbano

Cultiva tu huerto urbano » Materiales » Cómo renovar el sustrato del macetohuerto

Cómo renovar el sustrato del macetohuerto

24

renovando-tierra-macetasUna vez has completado el primer ciclo de cultivo  te preguntas: ¿Y ahora? ¿Cómo renovar el sustrato del macetohuerto? Durante este tiempo sólo te has preocupado de las plantas. De cuidarlas y evitar que las plagas se instalen en ellas, de conseguir una buena producción y de maravillarte viendo cómo es el ciclo de cada hortaliza.

Pero se acaban los cultivos de invierno, nuestro plantel ya está rebosante de nuevas variedades y “el ansia” por empezar los cultivos de verano se apodera de nosotros. ¿Cuál es el siguiente paso?

Recuerdo mi primer año como si fuera ayer. Era como una esponja absorbiendo todo lo que contaban en Infojardín, valorando las experiencias de otros macetohuerteros que me merecían más respeto pero atenta también a los hortelanos de tierra-tierra. Finalmente acabas haciendo un mix entre todo, cruzando los dedos esperando acertar.

Consideraciones previas

El día que os propuse hablar de cómo renovar el sustrato del huerto como #TemaDelMes, os comentaba que revisando la entrada que publiqué en 2008 me había dado cuenta de que en la actualidad ya no lo hacía exactamente igual. Y creo que lo justo es explicar el porqué.

Cuando empecé el macetohuerto, no había tanta información como ahora respecto a los distintos sustratos disponibles y a la conveniencia de utilizar la famosa mezcla de fibra de coco y humus de lombriz. En 2005, cuando querías empezar a cultivar un huerto urbano, lo que hacías era acercarte al vivero, comprar un saco de tierra y utilizarlo para cultivar. Si además te daba por comprar un montón de macetas, podía ocurrirte lo que a mi: que unas semanas comprabas sustrato universal de la marca A, otras semanas, de la marca B y la propia experiencia durante el cultivo te indicaba qué sustrato era el mejor.

¿Qué quiero decir con “qué sustrato es el mejor”?

Me refiero a las conclusiones a las que llegas a base de ir cultivando y valorando la calidad de cada uno de ellos. Su capacidad de retención de agua, lo mucho o poco que se compacta, su color y su composición. Es habitual ir aprendiendo sobre la marcha, y a partir de ese momento el decantarse hacia una marca u otra de las disponibles en el mercado es una decisión que tomas en función de todo lo mencionado antes. Lees que la turba es poco ecológica y lo entiendes. pero no os voy a engañar: cuanto mayor es el porcentaje de turba, más maravilloso me parecía el sustrato.

Llegados a este punto, mi manera de renovar el sustrato era el que os explicaba en 2008:

  • Eliminando restos de cultivos anteriores
  • Vaciando completamente macetas y jardineras para así entremezclar el sustrato de la marca A con el de la marca B en un intento de mejorarlo
  • Añadiendo perlita para favorecer la aireación de las raíces
  • Añadiendo abono (que podía ser compost, estiércol de caballo o humus de lombriz que ya entonces empezaba a elaborar en casa).

Ladrillo de fibra de coco hidratándose

 Pero… descubrí la fibra de coco

Y a partir de ese momento, todo cambió. Creo que fué en el stand de Horturbà, en Biocultura Barcelona cuando ví por primera vez cómo era la mezcla de fibra de coco con vermicompost. Lo toqué y me pareció maravilloso, con infinidad de ventajas respecto al que estaba utilizando: suelto, poroso, ligero… Recuerdo haber pensado en qué bien debían sentirse las raíces de las hortalizas en él y en la rabia que me dió no haberlo utilizado desde el principio.

A partir de ese momento, decidí que cada vez que me tocara renovar el sustrato de las macetas, añadiría una buena cantidad de fibra de coco. Y así lo llevo haciendo desde entonces. Vacío todas las macetas, elimino restos de raíces, y elaboro la nueva mezcla utilizando el sustrato anterior, vermicompost de cosecha propia y fibra de coco.

Con los años, el sustrato ha mejorado muchísimo. Por descontado no es lo mismo que utilizar de entrada solo fibra de coco y vermicompost, pero con tantas macetas y sustrato universal no lo voy a tirar, ¿no os parece? Por otro lado, mi espalda está encantada de haber rebajado considerablemente el peso de las macetas. Más fibra de coco = menos peso.

Mi intención es grabar un video durante estos días de fiesta, que me vienen de perlas para renovar el sustrato y dejarlo todo listo para los nuevos cultivos. Espero que esta entrada os resulte de ayuda y nos contéis cómo lo hacéis vosotros o qué dudas tenéis al respecto. ¡Saludos!

24 Comments

  • Ana dice:

    Gracias por la info Ester! Esta vez no he podido participar en el tema del mes porque al ser novatilla el tema cambio de tierra me queda un poco grande. Como tú dices, estoy en fase esponja, pero por lo que veo no voy mal ;)

    Saludos

  • @picaronablog dice:

    Claro que si, Ana! Si cultivar es MUY fácil, sólo hay que ponerle ganas ;)

    • susan dice:

      Gracias Picarona, leo con muchísimo interés lo que mandas y he animado a mi hija a hacer un macetohuerto. Ella compró una mesa de cultivo y también la animé a usar fibra de coco. Yo ya la estoy utilizando y la encuentro genial. Me parece que las plantas también lo agradecen. Hasta me he animado a sembrar jengibre que me encanta. Te estoy agradecidísima por todo lo que nos cuentas.

      • @picaronablog dice:

        Gracias, Susan! De veras que se nota muchísima diferencia cuando empiezas a utilizar fibra de coco, especialmente si siempre se ha usado sustrato universal. Es mucho más esponjoso y su capacidad de retención de agua es muy interesante.
        Saludos!

      • @picaronablog dice:

        Gracias, Susan! De veras que se nota muchísima diferencia cuando empiezas a utilizar fibra de coco, especialmente si siempre se ha usado sustrato universal. Es mucho más esponjoso y su capacidad de retención de agua es muy interesante.
        Saludos!

  • […] Y para acabar, la aportación de servidora: Cómo renovar el sustrato del macetohuerto […]

  • Susana A. dice:

    Muy interesante y más importante de lo que parece. El primer año de macetohuerto no paraban de salirme “setas” en las macetas, estaba negra! Las ponía más al sol, menos… No había manera. Con el tiempo me he convencido de que el problema estuvo en la tierra que usé, ahora me fijo mucho en lo que lleva y quien la envasa.
    Os dejo enlace a una foto de como estaba la “albahaca colonizada”.
    http://24.media.tumblr.com/tumblr_lqu90i31HH1qcjwn0o1_1280.jpg

  • Luisa dice:

    Gracias por compartir tu experiencia.
    Yo estoy en fase inicial, más verde que una lechuga. He leído muy poco sobre el tema. Voy a plantar en macetas, para empezar. Vivo en un piso con terraza. He comprado fibra de coco para poner un 50-60 %, perlita para un 10 % aproximadamente y como vivo en una zona rural he pensado completar el resto de las macetas con tierra topinera de alguna zona por la que pasen caballos u ovejas. ¿puede ser válida la tierra topinera?
    Y otra duda que tengo es sobre las piedrecillas del drenaje. He cogido un montón, pero pienso que igual sean muy grandes. ¿hay algún tamaño apropiado?

    Gracias por adelantado.
    Un saludo.

    • @picaronablog dice:

      Hola Luisa, buenas tardes y gracias por tu comentario, a ver si soy capaz de echarte una mano.
      Partiendo de que la mezcla a realizar debería ser de un 60% de sustrato de “soporte” (fibra de coco, perlita, sustrato de otros años, tierra, etc.) y el 40% restante de abono (compost, humus de lombriz, estiércol, etc.), te diría que a mi entender no es suficiente el uso de tierra topinera, ya que habría poco abono en ella.
      Además, corres el riesgo de que el estiércol que contenga no esté lo suficientemente compostado, ¿no te parece?

      No te compliques: 60 de lo que sea (incluida la tierra topinera si es que quieres utilizarla) y un 40% de abono. El que prefieras.

      Respecto al drenaje: con una capa de un par de centímetros debería ser suficiente. Te diría que incluso innecesaria cuando le pillas el tranquillo al riego. Yo hace años que no utilizo más que un par de trozos de maceta rota para cubrir los agujeros para que no se escape la tierra. Nada más.

      Espero haber sido de ayuda. Mucha suerte en tu macetohuerto!

  • Neus dice:

    Hola,
    yo si que estoy más verde que una lechuga, ¿donde puedo comprar fibra de coco y un buén abono?
    he plantado 4 tomateras en macetas con sustrato universal. ¡ lástima no haber encontrado tu blog dos. semanas antes.

    gracias y un abrazo

    • @picaronablog dice:

      Hola Neus,
      Lo primero: no has hecho mal plantando las tomateras en sustrato universal! Déjalas donde están y cuando acabe la temporada, puedes reciclar ese sustrato para otros usos y comprar fibra de coco y abono para las hortalizas.

      La fibra de coco y el humus de lombriz (abono), puedes encontrarlos sin problemas en casi cualquier comercio especializado, cooperativa agrícola e incluso por Internet. ¿Dónde vives?

      Saludos!

  • @picaronablog dice:

    Hola Neus,

    Juraría que en cualquiera de los centros comerciales que tienes en Terrassa los encontrarás. Y sé de lo que hablo, que somos vecinas :)))

  • Salva Crespo dice:

    Lo que estoy aprendiendo en un día Picarona!!
    Muchas gracias de verdad . Como te comenté en otro post es mi primera vez. También usé sustrato universal simplemente y ya estoy deseando que sea el año que viene para mezclarlo con fibra de coco y perlita. El humus de lombriz voy a intentar conseguirlo ya e ir añadiendo un poco progresivamente.
    Saludos desde Granada!!

  • Felix dice:

    Gracias por el blog, me resolvió un montón de problemas de primerizo, la primera planta fue una tomatera comprada en plántula, tiene dos tomates y no le veo mucho porvenir, solo hecho cuatro hojas grandísimas y ahí se paró, ya veremos como evoluciona.
    Como el substrato que uso dice que conviene abonar pasados 180 dias, no tengo mucho agobio con eso, mi pregunta es: ¿en que proporciones sustrato antiguo (que la cosa no esta para tirarlo), fibra de coco, y humus. gracias por anticipado,? hablamos siempre en volumen.
    Y a seguir aprendiendo de todos vosotros.
    ,

    • @picaronablog dice:

      Hola Félix, y me alegra saber que la información del blog te ha sido de ayuda.
      Sobre tus tomates, no sé en qué zona estás, pero ten paciencia. A ver si cambia el tiempo y vemos como todas las hortalizas en general dan un buen estirón.

      Sobre la posible mezcla de sustrato antiguo con fibra de coco y humus, lo habitual es mantener una proporción de 40% de humus con 60% de mezcla. En ese 60% puedes utilizar un 40 de sustrato antiguo y un 20 de fibra de coco, o bien un 30-30… como tú veas. Este año he preparado distintas proporciones y no noto apenas diferencia, aunque falta ver qué pasará en pleno verano y comparar las necesidades de riego de una y otra.
      Espero haber sido de ayuda, ¡saludos!

  • […] Y recordad, no hay que tirar el sustrato al finalizar la temporada de cultivos. ¡Se recicla! Encontraréis más información sobre cómo hacerlo en esta entrada. […]

  • Conviviendo con cándidas dice:

    Hola! Como haces el vermicompost de cosecha propia? Gracias

  • Andres dice:

    Estoy repasandome el blog, que lo acabo de descubrir (ya he pedido el libro). Yo lo que hago tras cada temporada es básicamente remover bien la tierra que ya está en la maceta con una capa nueva de compost casero, sustrato universal y si hace falta algo más de tierra. Cuando pasa un tiempo le añado abono.

    No puedo hacer humus de lombriz porque no tengo ningún sitio con sombra, y en Zaragoza en la terraza pega el sol una barbaridad, intuyo que se cocerían las lombrices aunque no he podido comprobarlo (no me atrevo a montar todo el tinglado para nada). Me limito a acumular residuos organicos en cajas y ellos solos se acaban compostando muy bien. Si voy a echarlo en la maceta y parece que no está maduro al 100% lo utilizo como abono de superficie.

    • Cada maestrillo tiene su librillo, y verás que esto del huerto se basa en experimentar, probar y sacar tus propias conclusiones.
      Si el método que utilizas te funciona, ¡adelante! Gracias por compartirlo porque seguro que le sirve a alguien.
      Saludos!

    • Nacho dice:

      La verdad es que la fibra de coco es magnifica. Yo gracias a blogs como el de Ester la descubrí y empecé a utilizar desde el primer día y a fecha de hoy ratifico que da resultado.

      Y en cuanto al humus de lombriz yo lo compro en sacos y tengo una situación como la tuya Andres, el sol pega en mi terraza a golpe fuerte, y ya te digo que las lombrices no se llegan a cocer.
      Eso sí, si tienes un día de lluvia en épocas de calor, te recomiendo que tras el cese de ellas salgas a la terraza y si tienes macetas pequeñas/medianas, las levantes porque verás como las lombrices han salido de paseo. Al igual que revisa el suelo de toda la terraza porque alguna puede que ande despistada. Y estas si que morirán en cuanto haga algo de sol.
      Yo algunos días no lo hice y al salir ves un hilito marrón duro y pegado al suelo.

      Saludos

Deja un comentario

Your email address will not be published.