Cultiva tu huerto urbano

Cultiva tu huerto urbano » Cultivos » Los cotiledones, las hojas verdaderas, el plantel que sufre y el sufrimiento del que empieza

Los cotiledones, las hojas verdaderas, el plantel que sufre y el sufrimiento del que empieza

4

Hace algunos días, recibí este correo de Vicente, que desde Valencia me contaba (un poco agobiado), como iba su nuevo huerto en la terraza:

hola, Nos hemos leí­do todo tu blog, y hemos plantado en la terraza 2 calabacines,2 berengenas, hojas de roble,2 tomateras y un pimiento.

Compramos un sustrato de buena marca, específico para huerto,y también sustrato universal de buena marca también. Llevamos una semana (en Valencia) con nuestros planteles, y algunas hojas de calabacines se han marchitado ya… :( Además las berengenas tienen algunas hojas que se estan haciendo muy claras…

Nos hemos empollado mucho la web e infojardín­,y claro,amarillamiento y marchitamiento puede ser debido a demasiadas cosas: mosca blanca,hongos,exceso de riego, falta de nutrientes,exceso de calor… Las macetas son muy grandes, como grandes cajas hechas con lamas de madera,dejando entre lama y lama rendijas alargadas para el drenaje…y nosotros,apostamos que podrí­a ser eso,porque no vemos caer agua por debajo…(aunque al ser palmo y medio de alto puede que haya que regar una barbaridad para que veamos el agua caer)

Aunque removimos la tierra al ponerla,la vemos muy compacta…la hemos regado cada dia..podrí­a ser eso? pero hace mucho calor,no regarla cada dia podria ser un crimen… También podría ser otra cosa…pero es que llevan una semana y no tienen buena pinta,nos podrías ayudar?

Ya os he comentado en alguna ocasión que me da miedo hablar de temas botánicos. Así que por favor, tomaros la explicación sobre este tema como algo de estar por casa, ya que soy consciente de mi falta de conocimientos en este sentido.

Lo primero será explicar qué son los cotiledones y las hojas verdaderas, aprendiendo a distinguirlos.

Visualizad una semilla. Una semilla que hemos sembrado y empieza a germinar. Lo primero que aparecerá a la vista son dos hojitas (o más, o menos incluso según la variedad). Estas hojitas son los cotiledones, que salen de dentro de la semilla ayudándola a romper el sustrato y salir al exterior. Su forma acostumbra a ser ovalada y no acostumbra a tener la misma forma que las hojas que tendrá en el futuro.

La plantita seguirá creciendo, y empezarán a salir las hojas verdaderas de la planta en su forma minúscula, que poco a poco aprenderemos a reconocer. Y es que no son iguales las de una tomatera, las de un calabacín y las del resto de variedades hortícolas.

Os dejo una foto del plantel de tomates donde os he señalado los cotiledones y las hojas verdaderas de esta especie:

Cotiledones y hojas verdaderas

Cotiledones y hojas verdaderas

¿Notáis la diferencia?

Según la planta se vaya desarrollando, todas las hojas irán creciendo, incluídos los cotiledones, pero precisamente serán estos los que se sequen primero. Se pondrán feos y caerán, puesto que ya han cumplido la función para la que estaban destinados.

Moraleja

No os agobiéis si las hojas que están abajo de todo, tocando el sustrato, se secan y caen. Haced el esfuerzo de identificarlos como los cotiledones que acostumbran a ser.

He titulado esta entrada también como “el plantel que sufre”, y es que no sé qué os ocurrirá a vosotros, pero a mi siempre se me pone un poco chungo cuando lo transplanto a su ubicación definitiva.

Sin ninguna base científica, me digo que es normal, puesto que la plantita ha pasado de estar en un recipiente pequeño donde en ocasiones no puede expandir sus raíces y en el momento del transplante se encuentra con un montón de sustrato para ella sola.

Sin ninguna base científica, me digo que después del transplante la planta se pone a echar raíces como una loca y por eso las hojas paralizan su crecimiento en muchas ocasiones, llegando incluso a ponerse un poco feas.

Sin ninguna base científica he comprobado que las plantitas responden mejor al transplante si lo hago al atardecer, cuando el sol ya no pica tan fuerte.

Como os digo, todo esto no tiene base científica. Son conclusiones a las que he llegado con mis experiencias.

Y para acabar, “el sufrimiento del que empieza”

Y es que os quiero dar un consejo: aprended de vuestras experiencias y no os estreséis con las plagas que inevitablemente irán llegando al huerto. Siempre digo que es bueno informarse y estar preparado pero también hay que ser paciente y ver hasta qué punto los problemas iniciales se deben a plagas, falta o exceso de riego o a la falta de paciencia del hortelano novato.

Poco a poco iréis aprendiendo a identificar los problemas y toda la información que tenéis en la cabeza pero no habéis vivido con vuestras plantas empezará a ordenarse. En serio.

Suerte!!!

4 Comments

  • Leopoldo dice:

    Picarona,

    Nos parece muy interesante esta noticia y le damos difusión en nuestro Facebook. Un abrazo y a seguir plantando y escribiendo tan bien :)

  • Gracias a vosotros por la difusión que hacéis de temas muy interesantes en vuestro Facebook! Saludos!!!

  • […] Cuando germinan las semillas, lo primero que aparecen son los cotiledones, que son dos hojitas pequeñas muy similares en todas las especies y poco después lo que se llama hojas verdaderas y que varían según la hortaliza. Es al aparecer estas últimas que deberemos pensar en separar las plantitas y plantarlas en contenedores de manera individual, para que se hagan fuertes. Podéis ampliar la información sobre este tema en este mensaje. […]

  • […] se estiran, crecen mucho y en ocasiones pueden incluso llegar a tumbarse debido al peso de los cotiledones o de las hojas verdaderas. Si eso pasa, podemos dar por perdida la […]

Deja un comentario

Your email address will not be published.