Cultiva tu huerto urbano

La cigüeña

1

No, no se trata de una iglesia mexicana aunque a mi me lo recuerde.
Es la iglesia del pueblo de mi suegra, Gimenells, en la provincia de Lleida.

Estuvimos allí el sábado pasado, en la boda de Núria, una prima de Víctor. Solo llegar al pueblo vimos volando a una pareja de cigüeñas. Y servidora, que es de ciudad y hacía tiempo que no veía algo tan supuestamente “normal”, no pude evitar echarle una foto con el móvil.

Me encantan estos pequeños detalles, igual que los rosales que hay en todos los parterres y entradas de las casas.

Para mi, el pueblo de mi suegra es el de las cigüeñas, el aroma de rosas en la calle y el aceite sin filtrar. Y que lo sea por muchos años.

One Comment

  • Anonymous dice:

    ¡Qué sitio tan hermoso! Para mí las cigüeñas también son un símbolo, me siento viva cuando las veo, siento que no está todo perdido. Me gusta mucho tu blog. Gracias

Deja un comentario

Your email address will not be published.