Cultiva tu huerto urbano

Cultiva tu huerto urbano » Miscelánea » Salamanca y la rana

Salamanca y la rana

2

Tenia muchas ganas de visitar Salamanca. Víctor hizo la mili allí y me había explicado tantas cosas que me apetecía mucho verla con él! Además, me encantan estas ciudades con tanta historia, monumentos y lugares donde perderse.

Obviamente, una de las visitas obligadas es la fachada de la Universidad, la más antigua de España y que todos hemos visto en la mayoría de libros de la escuela junto con la Casa de las Conchas.
Finalizada el siglo XVI, es el máximo exponente del Plateresco. Está llena de simbología, como toda la plaza que la rodea.

Para empezar, la estatua que tenéis en el centro de la plaza es la de Fray Luís de León. Este buen hombre, profesor en la Universidad, fué juzgado por la Inquisición y lo metieron en prisión (por preferir la versión hebrea de la Biblia a la latina, que ya tiene huevos la cosa…). Al quedar libre y volver a empezar a dar clases, dicen que empezó diciendo “Como decíamos ayer…”.

También vale la pena echarle una ojeada a la piedra tallada que rodea la plaza. Fuera de la foto superior pero en la pared del edificio que se vé a la derecha, están lo que llaman “los 4 pecados del estudiante”: masturbación, contemplación, inhibición y prostitución. Lo que se hace raro es que sigan allí después de tantos años y que en su momento la iglesia no los retirara.
Como sé que os gustan las marranadas, ahí os dejo tres de los pecadores. La prostituta me quedó fuera de foto, lo siento.

Volviendo a la fachada de la Universidad… es una maravilla. Cuando miraba blogs para aclarar algunas dudas (y descubrir que no me había fijado en algunos detalles), leía a un salmantino quejándose de que los guiris nos quedamos plantados delante buscando la rana y que con la tontería no apreciábamos el resto de la fachada. Pues no. Precisamente diría que buscando la rana te das cuenta de lo impresionante que es, de su simbología y sus detalles.

Pero claro, todos me preguntan que si he visto la rana y os debo decir que si. Para los que no sabéis de que va, en la fachada, entre las muchas imágenes talladas en la piedra, hay una rana. Dicen que si la ves, vuelves a Salamanca, que si eres estudiante y la ves aprobarás. El caso es que buscar la rana es casi obligado si visitas la ciudad y lo cierto es que es divertido buscarla.

Yo creía jugar con ventaja porque Víctor me había dicho en qué parte de la fachada está. Y que está encima de algo que no os diré qué es porque no seré yo quien os chafe la ilusión de intentar localizarla. Pero nada, cuando estaba llí delante plantada no hubo narices de ubicar “la cosa sobre la que está la rana”.
Me chafaron la guitarra unas turistas que hablaban inglés y que se plantaron delante mío. Una de ellas les decía a las otras: “¿Veis allí? Pues sube, sube, sube.. y a la XXX está la XXX y encima, la rana”.
Si no hablara inglés igual estaría aún allí buscándola y deleitándome con la fachada. Debería estar prohibido hacer esto y explicar el final de las películas.

El caso es que si váis a Salamanca no debéis olvidar buscar la rana ni ver el resto de la ciudad, si es posible con guía. Yo volveré, mejor informada porque la visita que hicimos fué de un solo día y vale la pena hacerlo con más tiempo. Debe ser toda una experiencia estudiar la carrera en una ciudad así.

Buscando una foto que se viera mejor que las mías para ilustrar esta entrada, encontré un video en You Tube sobre la simbología de la fachada. Si lo queréis ver, clickead aquí. (Pero advierto que enseña donde está la rana).
Los créditos de la primera fotografía son de Julen Landa (que suerte poder hacer la foto sin nadie en la plaza). Las demás son mías.

2 Comments

  • nueva esperanza dice:

    HOla picarona, yo soy de Salamanca, cuanto me alegro de tu visita a mi ciudad, pedazo fotos que has hecho.Un saludo

  • Ester dice:

    Muchas gracias por tus palabras, nueva esperanza. Me encantó tu ciudad, como dije, tengo que repetir.

    Te deseo lo mejor en tu proyecto de adopción. Muchos ánimos y espero que pronto puedas tener a tu hijo contigo.

Deja un comentario

Your email address will not be published.