Cultiva tu huerto urbano

Cultiva tu huerto urbano » Materiales » Tenemos que guardar semillas!!!

Tenemos que guardar semillas!!!

3

tenemos-que-guardar-semillas
Me diréis que estoy loca por hablar de guardar semillas cuando apenas empezamos a cosechar las primeras hortalizas en el huerto. Pero sé lo que me digo…

Después de cuatro años de macetohuerto, me he aficionado a sembrar sólo variedades de hortalizas que he intercambiado y/o comprado. Lo cierto es que me gusta más cultivar tomates y pimientos “con nombres y apellidos” que comprar plantel.
Además, es divertido cuando en el foro nos enseñamos “los ahijados” de semillas que hemos repartido y/o recibido.

Ya hace un par de años que alguno de los maestros del foro (creo que fue Peret), nos recomendó guardar semillas de alguno de los primeros frutos que aparecen en la planta. Por lo que parece, así hay menos riesgo de hibridación y las semillas salen mejores.

Haciendo caso a los maestros, sigo siempre sus consejos. ¿Primeros tomates? Semillas al canto. Y lo mismo con pimientos y alguna otra hortaliza.

Guardar semillas de tomates

Debéis esperar a que el tomate esté bien maduro y sobretodo, elegid uno bien hermoso. Lo abrís y con cuidado sacáis todas las semillas y las ponéis en un vaso con agua. Al cabo de 48 horas veréis que esta agua con las semillas ha fermentado y entonces es cuando las podéis poner bajo el grifo y lavarlas bien.
Con este sistema se elimina la capa protectora de la semilla que es lo que impide que germine en el interior del mismo tomate, y os quedará la semilla limipia como las que venden en sobres.

Es muy importante no poner las semillas a secar sobre un papel absorbente, como el de cocina, porque se quedan pegadas irremediablemente. Mejor ponedlas sobre una malla fina, un paño de algodón o incluso dentro del colador hasta que pierdan la humedad.

Guardar semillas de pimientos

Sea cual sea la variedad de la que queréis guardar simiente, debéis dejar que el pimiento se ponga rojo en la planta. Cuando empieza a arrugarse es señal de que está suficientemente maduro y es entonces cuando hay que arrancarlo, abrirlo y poner las semillas a secar.

Os aconsejo que al efectuar este procedimiento os pongáis unos guantes porque a veces las semillas son super picantes y tocarse cualquier parte del cuerpo tras haberlas manipulado puede acarrear dolorosas consecuencias…

No guardo simiente de casi nada más, ya que el resto lo consigo mediante intercambios. Pero un poco la “norma” es dejar que el fruto madure para que las semillas sean viables.
También aprovecho para guardar semillas de algún meloncillo tipo Cantaloup o Galia que haya comprado y haya salido bueno. Y siempre me han ido bien.

Para acabar, deciros que si en alguna ocasión compro plantel, no acostumbro a guardar semillas de las plantas resultantes, ya que en la mayoría de las ocasiones son híbridos y la simiente obtenidas pueden dar lugar a plantas bien distintas a la planta madre original.

Saludos!!!

3 Comments

Deja un comentario

Your email address will not be published.