Cultiva tu huerto urbano

Cultiva tu huerto urbano » Principiantes » Errores habituales al empezar un huerto urbano

Errores habituales al empezar un huerto urbano

6
Las primeras lechugas de mi macetohuerto (2005)

Las primeras lechugas de mi macetohuerto (2005)

Comprar contenedores sin pensar en que cada hortaliza necesita de un espacio determinado

Es muy habitual leer preguntas del estilo: Tengo unos tiestos de X cms de altura e Y de diámetro. ¿Qué puedo cultivar ene llos?
Si ya se tienen los tiestos, está bien utilizar-los para hortalizas que puedan crecer en ellos correctamente. Pero si se deben comprar los contenedores, es mejor echar una ojeada a esta tabla que os dejo a continuación para poder elegir las medidas en consecuencia.

No llenar completamente los contenedores de sustrato

Se deben llenar totalmente de sustrato los contenedores donde sembraremos nuestras hortalizas. Como más sustrato tengan, mejor. Además, a pesar de llenarlos del todo, veremos que el sustrato “se baja” compactándose al regar.
Llenadlos hasta arriba del todo, dejando solo un centímetro para que el agua no se salga al regar. Cuando se baje podéis rellenarlo o añadir abono si es necesario

Sembrar directamente las semillas en tiestos y jardineras

Este es un error bastante habitual a pesar de que algunas semillas se pueden sembrar en su ubicación definitiva. En general, las cucurbitáceas (calabazas, calabacines, pepinos y melones) se pueden sembrar en el contenedor que hayamos dispuesto para tal fin siempre que el tiempo acompañe (a partir de marzo-abril si hace buen tiempo). Por norma, deberíamos hacerlo así siempre en las hortalizas de raíz.
Para la resta de semillas es conveniente hacer semilleros ya que necesitaremos de una alta temperatura para germinar. Esto lo conseguiremos poniendo el semillero dentro de casa y dándole calor y humedad hasta que germinen. Se pueden poner cerca de un radiador o de algún aparato electrónico que les dé calor (hay quien utiliza el sintonizador de TDT para ello)

Caer en “El síndrome del tiesto vacío”

Es conveniente planificar lo que queremos sembrar para no caer en este “síndrome” como le llamamos familiarmente en el foro de Infojardín.
Cuando se prepara el plantel, las hortalizas tardan un tiempo en ocupar su ubicación definitiva. Mientras, es habitual comprar algo de plantel ya crecido y en muchas ocasiones es fácil encontrarse con que cuando tu plantel ya está para transplantar ya no tienes espacio porque has sembrado otras cosas.
Sea grande o pequeño el espacio del que disponemos para nuestro huerto urbano, es bueno planificar qué sembraremos. Y si los tiestos estás vacíos, siempre podemos poner hortalizas de las llamadas “de ciclo corto” como lechugas o rábanos por ejemplo.

Poner más de una planta por tiesto

También es muy habitual quien pone dos o más matas de tomatera o de otra hortaliza por tiesto. Debemos tener en cuenta que cuantas más plantas pongamos, más se pelearán por los nutristentes, así que es mejor poner solo una por tiesto.
Lo mismo ocurre con las jardineras. Si se usan para lechugas, por ejemplo, siempre es mejor poner una cada 15/20 cms aproximadamente que una al lado de la otra.

Sembrar fuera de temporada

Cada hortaliza tiene su momento durante la temporada. Así, no debemos sembrar tomates en noviembre ni habas en mayo porque no prosperarian. Para ello, os recomiendo que reviséis el Calendario de Siembra que publiqué no hace mucho.

Saludos!

6 Comments

Deja un comentario

Your email address will not be published.